Imprimir

Sí eres único e irrepetible, así debe ser tu dieta

Escrito por REDACCIÓN AZ NOTICIAS on . Posted in Atisbando en la Bahía

Necesitamos tomar importancia a nuestras vidas y una manera de demostrarnos cuánto nos queremos es conociendo nuestro cuerpo

Por Blanca Villaseñor

¿Cuántas veces seguimos la dieta de la pareja, del amigo o la vecina o descargamos un plan de una página de internet? ¿Cuántas veces queremos seguir lo que les funcionó a otras personas pensando que tendría el mismo resultado? 

¿Sabías que el no llevar a cabo un plan nutricional especial a tu condición y requerimientos podría exponerte a deficiencias o excesos de nutrientes?  Y recordemos, la malnutrición no solo es cuando las personas les falta micronutrientes o están bajas de peso, sino que puede ser también por dar más de la energía que necesitamos.

Necesitamos tomar importancia a nuestras vidas y una manera de demostrarnos cuánto nos queremos es conociendo nuestro cuerpo, desde su diagnóstico nutricional médico hasta los requerimientos que tiene para estar saludable. 

Lo que es bueno para una persona puede no serlo para ti y por ello es importante ir a una consulta especial y que el plan nutricional que te diseñen sea enfocado a tus necesidades.  Por citar un ejemplo, un plan nutricional personalizado dependiendo del paciente puede tomarme de 40 min hasta 60 minutos dependiendo de la condición del paciente, considero toda su historia clínica, sus datos dietéticos, sus medidas, metas, bioquímicos y demás factores de manera que mi paciente no sólo llegue a un peso saludable, sino que el proceso sea siempre teniendo presente un adecuado estado de salud. 

Recuerda, la salud es la mejor inversión y con una buena nutrición logramos prevenir de manera temprana variedad de enfermedades o evitar que se compliquen otras, cuidemos nuestra vida e inspiremos a nuestra familia y amigos tomar el camino correcto de la nutrición preventiva. 

Finalmente 3 consejos básicos previos a empezar un plan nutricional: 

1. Establece horarios de alimentación

2.Consume una alimentación variada de alimentos, de fuentes naturales evitando productos procesados.

3. Evita jugos comerciales, refrescos y bebidas alcohólicas a la par de controlar aguas de frutas, tés y cafés. Recuerda que una buena hidratación viene del agua potable en su mayoría.

Una vez que comiences estos 3 sencillos consejos, el día de mañana que llegues al consultorio será más fácil el seguir un nuevo estilo de vida.

Columna Invitada