Jugo de naranja con rábano para desintoxicar el cuerpo

on .

Desintoxicar el cuerpo de manera periódica tiene muchas repercusiones positivas en el organismo ya que ayuda a mejorar el estado de salud en general, tener más energía y mejorar el estado de ánimo. Existen varias alternativas naturales para desintoxicar el cuerpo y una de las más efectivas es un jugo de naranja con rábano. 

Este jugo combinado de la fruta con el vegetal mejora el estado de los riñones, la próstata, testículos y vías digestivas, al tiempo de otorga abundante fibra para la salud intestinal. Mientras que el rábano mejora la función biliar y la producción de bilirrubin, curar las flemas y los problemas de moco, el rábano también ayuda a bajar de peso.  

Para preparar este jugo necesitas

  • 125 gramos de rábano
  • Tres naranjas

Este jugo se debe realizar en un extractor de jugos, para hacerlo introduciendo los ingredientes al extractor, si deseas puedes añadir un poco de miel natural para mejorar el sabor. Si lo preparas en la licuadora primero deberás exprimir las naranjas y licuar junto a los rábanos, luego con la ayuda de un colador, retirar los grumos. 

Este jugo debes ingerirlo por al menos 15 días durante el desayuno. Importante recalcar que este jugo no sustituye a los alimentos. 

Con información de Debate

¿Por qué el beso es la más poderosa arma sexual?

on .

El beso, sí ese encuentro poderoso. Si los ángeles besaran… espero no cometer sacrilegio, pero hubo un hombre que, si sí, lo hacía como esos seres celestiales. Cuando nos besamos por primera vez supe que esa noche la iba a pasar muuuy bien. ¿Por qué? Pienso que es la mejor demostración de lo que puede hacer alguien con y en tu cuerpo; tener la delicadeza de conocer tu boca a través de la suya, explorar tus labios, tus comisuras, hurgar cuidadosamente el interior y juguetear con tu lengua para volver a esos bordes carnosos, cerrados, abiertos o hasta cuando esbozas una sonrisa y ésta es correspondida con la suya sin dejar de saborearte.

Ésa es la verdadera comunicación labial, que escala a esa fascinante interacción corporal que se enciende por un buen kit de besos, mordidas y un sinfín de botones accionados en el maravilloso sistema oral; el erotismo inicial sin que necesitemos cachondearnos con manos y brazos en cualquier esquina callejera donde la noche nos haya sorprendido…

Siempre te he dicho que las mejores batallas sexuales dependen de unos buenos preliminares; para esas colisiones que deseamos duren más que un acostón de besos rápidos (o luego ni los hay), apretujones, entra, saca y fin.

Aunque existen algunas técnicas para pulir nuestra manera de besar mediante manuales y notas encontradas por ahí, pienso que lo ideal para ser el buen besador es la inercia, dejarte llevar porque, aunque no lo creas, tu amante puede estar guiándote sin que lo hayas notado. Pero a veces pensamos que somos excelentes en la materia (sobre todo ustedes) y hacemos de líderes en la acción. Quizá tu chica te ha dado señales de qué es lo que quiere de tu boca y ni te has dado cuenta.

Por ejemplo: Me he topado con hombres que, para empezar, ¡pum!, la lengua, que funge más como intrusa que como parte esencial del sensual rito. Es como un molusco impulsivo que quiere abrir nuestros labios a como dé lugar con rigidez y efusividad… No, el que puede hacer eso es el pene y en la vagina (en la boca tampoco aplica). Con uno de ellos, yo por más que esquivaba los embates puntiagudos echando disimuladamente la cabeza hacia atrás o rozando con mis labios los suyos –eso sí, con mucha dificultad–, nomás el chico seguía creyendo que la lengua era su arma letal… Sí, mató mi pasión. ¿Te digo algo? El sexo se limitó a la genitalidad.

Otros son representantes de la pasividad total. Con esto no quiero decir que siempre lo idóneo es la lucha de labios, dientes y lengua –algo que también, con arte y naturalidad, es maravilloso en el momento más febril del encuentro–; a lo que me refiero es a cierto desánimo en los músculos labiales o el endurecimiento de ellos, dando besos de piquito como ese que te atreviste a darle a la niña que te gustaba en la primaria. ¿Mi experiencia? Traté de seducir su estática boca –que de vez en cuando abría– con lamiditas sexys y mordiscos coquetos, pero nada. Con él ni siquiera llegué al faje.

Unos más quisieron comerme la cara. Me acuerdo de uno que, como decía mi papá, de tanta saliva me la dejó como “máscara de cartón”. Mis intentos por atrapar su boca que unas veces estaba en mi barbilla, otras más debajo de mi nariz y por todos lados menos en mis labios, lamiendo y succionando, fueron un fracaso. En el sexo, la libido fue nula. 

No hay nada como la cadencia de un labio a labio en sincronía, la lentitud cachonda y, poco a poco, el frenesí incandescente que alerta los sentidos y a nosotras nos activa la lubricación, que como espontánea respuesta comienza a preparar el cuerpo para actuar sin control aunque aún tengamos la ropa puesta. Imagínate sin ella.

Hoy recuerdo a ese ángel besador que en la cama, de mis belfos pasaba a mi cuello para luego visitar cada uno de mis senos deteniéndose en ellos con especial gozo; seguía con mi vientre, los costados de mi cintura, la entrepierna y después se estacionaba en mi sexo para deleitarlo como lo había hecho con mi boca, para luego penetrarme con ímpetu aguerrido mientras nos besábamos desquiciados, intercambiando alientos y palabras que apenas entendíamos… The best.

Con información de GQ

Cómo salvar tu relación de acuerdo con un abogado de divorcios

on .

Contrario a lo que el cine nos enseña, una buena relación sucede por arte de magia, tienes que trabajar en ella, va a tener cosas que te molesten o no te gusten, y de vez en cuando, vas a tener peleas que van a hacer que te cuestiones si en verdad quieres seguir con eso y si todos esos gritos, regaños y enojos valen la pena.

Una relación o un matrimonio pueden destruirse por muchas razones, desde la falta de interés hasta la infidelidad y los problemas sexuales, algunas de esas razones no son tan importantes como otras y pueden tener solución, otras llevan a las parejas a la autodestrucción y, en ocasiones, a la oficina de un abogado de divorcios, lo que da lugar a una lucha complicada que produce todavía más estrés y dolor emocional.

Pero, de acuerdo con un abogado que se dedica especialmente a resolver conflictos entre parejas que ya no quieren permanecer juntas, hay algunas cosas que puedes hacer para salvar cualquier relación, y para saber si, antes de dar el salto, realmente entiendes lo que significa ser parte de una y estas seguro de estar listo para tenerla. Muchas relaciones terminan porque las personas no sabían a lo que se estaban metiendo desde el principio.

James J. Sexton ha sido abogado de divorcios por más de 20 años y el reveló las causas más comunes por las que las relaciones se destruyen y lo que se puede hacer para evitarlo (Sexton dice que Facebook es básicamente una maquina generadora de infidelidades).

¿Cuáles son las razones más comunes por las que las relaciones terminan?

En su experiencia, el abogado dice que la infidelidad o los problemas financieros (en especial cuando alguien no es cuidadoso con el dinero. Kanye West explica que esa es una de las razones por las que Kim casi lo deja en su canción “Wouldn´t Leave”), pero, en la mayoría de los casos es una combinación de pequeños detalles que van causando roces y van separando poco a poco a las personas, llega un punto en el que esos problemas ya no se sienten tan pequeños y terminan haciendo que todos exploten.

Sexton explica que una relación se destruye muy lentamente y luego todo a la vez. Explica que las redes sociales son ahora de las causas más comunes por las que las personas se separan (dan pie a la infidelidad), al igual que la poca satisfacción sexual.

¿Qué debes tener en mente antes de casarte o empezar una relación?

El experto dice que pienses en eso como en comprar un coche, eso porque las personas suelen tomar más en serio la compra de un coche, analizan cada detalle, lo prueban, comparan precios y se esperan hasta estar realmente seguros para comprarlo.

No vas a comprar a nadie, pero debes estar realmente seguro de que quieres estar con esa persona y pensar si, en el futuro, todavía te ves con ella (porque no siempre quieres lo mismos a tus 20 que a tus 30 o tus 40). Debes preguntarte ¿es esta una persona que tendrá sentido en todas las fases diferentes de mi vida?, tomando en cuenta que probablemente vas a cambiar en cada etapa.

No tomes el matrimonio como una solución

Muchas personas creen que su relación se va a arreglar si se comprometen más y la llevan un paso más lejos, eso solo hace que te sientas inconforme, resentido o decepcionado con la decisión que tomaste y que llegues a eso sin estar realmente listo. La “presión” nunca es una buena razón para comenzar una relación.

¿Qué pueden hacer las parejas que tienen problemas?

Sexton dice que debes tomar en cuenta que un matrimonio también es un contrato legal y cambia muchas cosas en tu vida, así que lo más importante es tener una balanza y pensar si lo malo pesa más que lo bueno y si realmente ya no tiene solución, tomando en cuenta todo lo que eso implica legalmente (como la custodia de sus hijos, o perrhijos).

Es recomendable intentar una terapia primero y estar seguro de que ya agotaste todas las posibilidades antes de correr a la oficina del abogado, o de decirle a tu pareja que ya todo acabó.

Con información de GQ

Aumento de peso: en diciembre se suben 5 kilos

on .

La llegada del mes de diciembre se acompaña de diversas celebraciones alusivas a la Navidad y el Año Nuevo, fiestas que suelen tener alimentos y bebidas en exceso esto hace que durante este mes se aumenten cinco kilos de peso o más, advierten especialistas de la Secretaría de Salud de Sinaloa. 

Los antojitos tradicionales como el atole, gorditas, churros, pozole, tamales, entre otros muchos más, suelen ser algunos de los platillos que disfrutan los mexicanos en su mesa en esta temporada, sin embargo el descontrol en la dieta y los buenos hábitos alimenticios, pueden ocasionar daños en la salud a largo plazo, advierte la Dra. Korina Amarillas González, Jefa del Departamento de Nutrición del Hospital General de Culiacán.

La especialista, informó que por la ingesta de alimentos altos en grasas y azucares durante el mes de diciembre, gran parte de la población alcanza a subir hasta cinco kilos o más, pues con la llegada de diciembre y sus posadas, muchos optan por seguir los malos hábitos alimenticios con el pretexto de la rosca de reyes en enero y se van hasta febrero con el día de la candelaria para saborear unos ricos tamales.

Aclaró que estos platillos y degustaciones pueden hacerse, pero con medida, recomendó que una manera de nivelar la ingesta de alimentos cargados es tener como opción una sola comida fuerte en el día, mientras que otras dos pueden ser ligeras, con platillos nutricionales de verduras o frutas.

“Se presta mucho para hacer varios desarreglos de este tipo ya que se antoja estar en casita, no salir, las personas que trabajan pues estar en la oficina, pero con el chocolatito caliente y demás, pues ahorita mucho cuidado, ahorita tenemos que prestar mucha atención, porque de estos desarreglos pueden tener complicaciones a futuros, a parte de los kilos que se llegan a aumentar”, advirtió.

Otra recomendación para estas fechas, es evitar bebidas azucaradas y preferir aguas naturales, además de tener como porciones frutas y alimentos de la temporada tales como los cacahuates naturales y mandarinas. Señaló que es importante que la población tome conciencia de la salud de su cuerpo y los daños que pueden ocasionar no controlar la ingesta de alimentos altos en grasas y azúcares, pues recordó que las enfermedades crónico degenerativas no se dejan esperar principalmente la diabetes y la hipertensión.

Así mismo, hizo un llamado a la población que ya padece alguna enfermedad de las mencionadas para que no se descontrole durante este periodo, el cual se trata de convivencia familiar y felicidad, pues de lo contrario pueden llegar a un estado de urgencia y en una cama de hospital.

Con información de Debate

Lo que nunca debes hacer al dar o recibir regalos, según un experto en etiqueta

on .

La temporada de dar y recibir regalos ya comenzó y eso significa que te van a comenzar a llegar los suéteres feos, los calcetines que no necesitas, los regalos reciclados y vas a tener que practicar tu “póker face” para no herir los sentimientos de la persona que te los dio.

La navidad es en definitiva una de las mejores épocas del año, tienes la mejor comida, las mejores películas y muchos regalos (y preguntas inapropiadas de tu familia que se “preocupa” de que vayas a morir solo), pero también puede ser muy complicada cuando se trata de elegir el outifit correcto para la fiesta, decorar tu casa (siempre puedes decir que el Grinch se robó tus decoraciones) y dar regalos, que es más difícil de lo que suena cuando no estás eligiendo para ti mismo.

A todo el mundo le gusta recibir regalos, pero sabemos que muchas cosas pueden salir mal en el proceso y ahí es donde un experto en etiqueta puede ser útil, tanto para dar como para recibirlos.

Jo Bryant, una experta en etiqueta, sabe que muchas cosas pueden salir mal al dar o recibir regalos (pueden darte algo horrible y existen muchas posibilidades de que no puedas ocultar tu decepción y termines haciendo que tu abuela se sienta mal por no haber adivinado lo que querías realmente y seguir pensando que tienes 13 años), así que decidió crear una guía básica con 3 cosas que nunca debes hacer cuando se trata de regalos navideños.

Bryant explicó que esto puede no funcionar para todos, pero que, en general, es la mejor forma de salir bien parado de las fiestas y no convertirte en esa persona que nadie quiere que le toque en el intercambio (como la Rachel Green de toda familia que siempre cambia sus regalos por otras cosas y ni siquiera intenta hacerlo de forma discreta).

No vendas los regalos de navidad que no quieras

La experta explica que "En general, se considera de mal gusto vender un regalo. Es preferible volver a obsequiar con cuidado o, mejor aún, dar el objeto no deseado a la caridad para que las ganancias vayan a una buena causa. Si deseas regalar algo que te dieron, piensa cuidadosamente antes de hacerlo y realiza algunas comprobaciones esenciales: el destinatario no debe tener conexión con el donante original, el artículo debe estar en perfectas condiciones y, por último, el regalo debe ser adecuado para el destinatario en lugar de simplemente volver a regalar algo que no quieres que simplemente 'sirva'".

No hagas una lista, a menos que esa sea la regla

Claramente, esta es una buena idea para saber que regalarle a tus hijos pequeños (porque Santa no va a leer sus mentes) y puede ayudarte a no duplicar regalos, pero, para los adultos, hacer o no una lista depende de si esa es la regla del intercambio o no.

“Como regla general, puede parecer presuntuoso crear una lista de deseos y hacerla circular sin previo aviso si en realidad nadie te ha preguntado qué quieres. Lanzar algunas sugerencias pueden ser un enfoque más discreto y mejor recibido a menos que una lista compartida sea la norma para todos los involucrados''.

No le digas a la persona que te dio el regalo que no te gustó

Lo siento, si algo no te gusta tienes que aguantarte y poner tu mejor cara.

"Incluso si te dan un regalo que no te gusta, debes actuar con gratitud. Es importante recordar que quien te dio el regalo se ha tomado el tiempo para pensar en algo para ti, ha gastado dinero, lo envolvió con cuidado y te lo entregó, todo con la mejor de las intenciones. Lo menos que puedes hacer es cuidar tus modales y enmascarar tu decepción.”

"Ya sea que ames u odies el regalo que has recibido, siempre tómate el tiempo para agradecerle adecuadamente.”

Columna Invitada