Imprimir

Fibra y sus múltiples beneficios

Escrito por REDACCIÓN AZ NOTICIAS on . Posted in Atisbando en la Bahía

¿Sabías que el consumo de fibra proveniente de alimentos como nueces, vegetales, los granos integrales y las frutas, se asocia con una disminución en el colesterol de baja densidad (LDL), baja demanda de insulina y aumento de bolo intestinal?


 

Por Blanca Villaseñor

La fibra es un suplemento muy común a utilizarse en la dieta de las personas, sin receta ni indicación nutricional por parte del público general; Lo ideal es que la población en general fuera a consulta nutricional para una valoración de su patrón alimenticio debido a que muchas veces esos patrones digestivos van asociados a una mala alimentación. ¿Pero porque muchas personas no van a consulta nutricional para tener asesoramiento de dosis de fibra ó si realmente la necesitan? Muy fácil, porque cuando pensamos en nutriólogo, pensamos en control de peso o quizás algún manejo nutricional para una enfermedad pero la realidad es que todos deberíamos llevar asesoría nutricional antes de decidir complementar una alimentación que ni siquiera hemos analizado su calidad.

Ahora en el caso que se vaya a consumir, cabe destacar tenemos 2 tipos de fibras: soluble e insoluble las cuales son muy importantes de consumir en cierta relación entre sí en la alimentación pero que cabe resaltar que hay condiciones especiales en las que incluso la fibra se controla. De ahí la importancia de una asesoría profesional con un licenciado en nutrición con cédula profesional.

Una vez consumida la fibra nos ayudará no sólo a mejorar el tránsito intestinal y el volumen fecal, sino que además nos ayuda a incrementar saciedad así controlando nuestro control de peso, fibras como inulina generan poca motilidad intestinal después de consumirse lo cual retrasa o impide absorción de carbohidratos o sea disminuye la glucosa sanguínea después de alimentos y controla niveles de insulina. Esto último es de super utilidad en pacientes que tienen riesgo de diabetes o tienen resistencia a la insulina. Además la fibra nos ayuda a reducir colesterol por lo que ayuda a prevenir enfermedades en el corazón.

Y dónde encontramos la fibra, muy fácil:  frutas, verduras, cereales integrales (como avena, trigo, germen de trigo..), leguminosas, semillas sobre todo linaza.

Las dosis se personalizan y es mejor acudir al nutriólogo para que de acuerdo a tu condición clínica nutricional te indique el mejor plan.

Gracias por su atención y con mucho gusto puedo responder sus dudas e inquietudes en redes sociales.

Columna Invitada