Imprimir

Inician republicanos convención, bajo protestas, para elegir formalmente a su candidato

Escrito por REDACCIÓN AZ NOTICIAS on . Posted in Mundo

Durante cuatro días el Partido Conservador tiene como objetivos trazar una estrategia para las elecciones y designar formalmente a su candidato a la Presidencia

 

Después de un comienzo caótico, los republicanos abrieron su convención nacional con salvajes ataques contra Hillary Clinton, culpando a la exsecretaria de Estado de tragedias en el país y en el extranjero.

El candidato de honor para los partidarios de Donald Trump subió al escenario para lanzar ataques contra Clinton y tratar de convencer a los estadounidenses de que él tiene la fuerza y el juicio para ser comandante en jefe y luchar contra los ataques terroristas en la patria y en todo el mundo.

“Lo que hice por Nueva York, Donald Trump lo hará por América”, dijo Rudy Giuliani, exalcalde de Nueva York, quien dirigió a la ciudad en los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001.

Trump hizo su debut en el escenario cerca de las 10:20 de la noche, caminando al ritmo de la canción de Queen “We are the champions”. “Vamos a ganar”, prometió el candidato, al presentar a su esposa, Melania, para su discurso de apertura.

Ella trató de ampliar el atractivo de su marido a la población en general, incluidos los grupos que han sido abiertamente hostiles a su candidatura, diciendo que el amor une a su familia y que juntos traerían la compasión a la Casa Blanca.

Después, Donald Trump volvió a los escenarios, besó a su esposa y la señaló con el gesto de la firma, como para presumir de ella a la multitud rugiente.

Los republicanos presentaron el lunes a Donald Trump como el hombre adecuado para tiempos turbulentos, al inaugurar su convención presidencial ante un telón de fondo de violencia en las calles y un profundo descontento dentro de su propio partido.

Hubo una conmoción en la sede de la convención después de que funcionarios del Partido Republicano adoptaron reglas a través de una votación oral, una acción que buscó entorpecer los esfuerzos de quienes buscan descarrilar la nominación presidencial del magnate inmobiliario. Los delegados se enfrentaron con cánticos antagónicos en una disputa televisada que los líderes republicanos querían evitar.

“No tengo idea de qué está ocurriendo en este momento. Esto es surrealista”, dijo el senador de Utah, Mike Lee, quien había ayudado a encabezar esfuerzos para forzar un voto estado por estado sobre las reglas.

Los líderes republicanos esperaban que la convención se centrara en el aglutinante que ciertamente une a las facciones del partido: el desdén por Hillary Clinton. Los oradores de la convención planeaban retratar de manera implacable a la virtual candidata presidencial demócrata como arraigada en un sistema que fracasó en el propósito de mantener seguro a Estados Unidos.

Aunque seguridad y protección fue el enfoque de la sesión inaugural del lunes, Trump estuvo además tratando de reforzar la unidad republicana, en parte asegurando a líderes del partido así como a votantes que existe un lado más amable y gentil en quien muchos ven meramente como un empresario impetuoso.

Antes varios cientos de oponentes y simpatizantes de Donald Trump realizaron mítines a casi 1| kilómetro de distancia unos de otros mientras iniciaba la Convención Nacional Republicana, con policías atentos por los recientes hechos de violencia en el país.

Barricadas de concreto bloqueaban importantes calles e intersecciones en el centro, cercos rodeaban el coliseo Quicken Loans Arena y helicópteros policiales sobrevolaban la ciudad. Cerca de 600 agentes de Cleveland fueron asignados a la seguridad de la convención, junto con miles de elementos de otras agencias.

En la manifestación contra Trump varios cientos de personas gritaban “boten a Trump, ahora” y sostenían carteles que decían: “No racismo, no fascismo, no Trump”.

Muchos estaban enojados con el virtual nominado a la Presidencia por el Partido Republicano por su postura sobre inmigración, incluyendo su propuesta de construir un muro en la frontera mexicana y de prohibir el ingreso de musulmanes a Estados Unidos. Los manifestantes también protestaron por lo que llamaron prácticas policiales racistas. (Con información de El Economista)