Imprimir

Tras pacto, el Hospital Civil promete servicios gratis

Escrito por REDACCÓN AZ NOTICIAS on . Posted in Jalisco

El director del hospital confirma que el acuerdo entre Jalisco y el Insabi eliminará las cuotas de recuperación en todos los niveles

 

Los usuarios que requieran servicios de salud de primero, segundo o tercer niveles en el Hospital Civil sólo tendrán que presentar su Clave Única de Registro de Población (CURP), identificación o acta de nacimiento. Con estos documentos no se les cobrarán las atenciones, operaciones ni medicinas, confirma su director, Jaime Andrade, tras el acuerdo alcanzado por los Gobiernos federal y estatal.

Afirma que la gratuidad será una realidad una vez que llegue el convenio firmado entre el Gobierno del Estado y el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), el cual implica la coordinación entre ambos, pero no la adhesión de Jalisco al nuevo sistema.

Explica que ya se ofertaban de forma gratuita los servicios en el primero y segundo niveles para la gente de escasos recursos. Sin embargo, se pedían cuotas de recuperación en las 66 enfermedades cubiertas mediante el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, que formaba parte del Seguro Popular.

Puntualiza que el nuevo esquema será más fácil para los pacientes, quienes necesitaban contar con la afiliación para ser atendidos. Ahora ya no deberán mostrar ninguna póliza.

“Se tienen que documentar las atenciones, pero todavía no se emiten las reglas de cómo será esa comprobación”.

Sin embargo, considera que el nuevo procedimiento será más sencillo. Y tampoco ve riesgos de que la Federación les detenga los recursos por los servicios proporcionados.

Andrade acentúa que el retraso en la entrega de los recursos era, en la pasada administración, porque se pedían los expedientes completos para validar las atenciones.

“Ya no existirán cuotas de recuperación en ninguno de los niveles, y los recursos que venía aportando el Gobierno federal, en términos de lo que antes correspondía al Seguro Popular, se seguirán enviando al Estado”.

Agrega que esperarán a que la Federación amplíe el catálogo que se cubre mediante los Gastos Catastróficos. Por ejemplo, en este momento se atienden padecimientos de alto costo, como cáncer de mama, de próstata o leucemia, así como hepatitis C, mientras otras enfermedades caras, como insuficiencia renal crónica, no están consideradas.

El director recuerda que cerraron 2019 con 70 mil egresos hospitalarios, además de 50 mil procedimientos de tipo quirúrgico. Atienden a los jaliscienses y vecinos de Michoacán, Colima, Nayarit, Zacatecas y Guanajuato, por lo que también falta determinar cómo será la compensación al respecto.

Estados transferirán hospitales y nómina al Insabi, excepto Jalisco

Una vez que se llegó al acuerdo de adhesión con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), los Estados firmarán un convenio para traspasar sus bienes médicos, informó el subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud del Gobierno federal, Hugo López-Gatell.

“Se han adherido ya los Estados al Insabi y ahora se procederá a la firma de convenios específicos con cada uno para que se transfiera la infraestructura de salud en la nómina, el equipamiento…”.

Durante la conferencia de prensa del Presidente Andrés Manuel López Obrador, señaló que lo anterior permitirá la construcción de un modelo único de salud y una mejor coordinación de los servicios médicos.

“Esto nos va a permitir tener un modelo único de salud para el bienestar… y que tengamos coordinación entre las distintas instituciones para atender a la población no asegurada”.

Ante las críticas al Instituto de Salud para el Bienestar, explicó que si bien actualmente no cuenta con una infraestructura física, fue un cambio de ley que permitirá la unificación del sistema y la prestación gratuita de los servicios.

El subsecretario acentuó que antes se tenía “un modelo, el del Seguro Popular, que duró 15 años, pero era tan sólo un mecanismo para pagar”.

Durante ese tiempo, refirió, el sector público de salud rentaba servicios integrales mediante intermediarios que muchas veces no eran necesarios y no resolvían los problemas en el sector. Por ejemplo, “las máquinas de hemodiálisis que se ponían al servicio a un sobreprecio impresionante y el sistema lo que hacía era sólo pagar. Las motivaciones estaban orientadas hacia el dinero, hacia la rentabilidad, la ganancia, no para proteger la salud de las personas y mucho menos en las poblaciones más desfavorecidas social y económicamente”.

Con el fin de corregir esas prácticas, así como asegurar el abastecimiento de los medicamentos, recordó que actualmente, en coordinación con la Secretaría de la Función Pública, se realizan auditorías a todos los hospitales e institutos de salud.

Reporte. Ayer en la conferencia del Presidente Andrés Manuel López Obrador no se detalló cuáles Gobiernos estatales ya se adhirieron al Insabi y cuántos lo rechazaron o firmaron solamente un convenio de coordinación (evitando transferir toda su infraestructura y plantilla laboral).

Actualización. La última noticia fue que, hasta la primera quincena de febrero, los Estados que no se habían sumado al Insabi, de acuerdo con el Gobierno federal, eran Aguascalientes (gobernado por el PAN), Baja California Sur (PAN), Guanajuato (PAN), Jalisco (Movimiento Ciudadano), Nuevo León (independiente), Tamaulipas (PAN), Michoacán (PRD), Coahuila (PRI) y Chihuahua (PAN).

Particular. En el caso de Jalisco ya firmó un acuerdo de no adhesión al Insabi, solamente de coordinación. El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, también confirmó que acordó con el director del Insabi, Juan Ferrer, firmar “como Estado no adherido dentro del esquema de centralización que se había pedido”, por lo que está en la parte definitoria para un convenio de colaboración.

El nuevo organismo

El Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) comenzó funciones el primero de enero de 2020 como un órgano descentralizado de la Secretaría de Salud Federal.

Aunque faltan las reglas de operación y los convenios finales con los Estados, su misión es brindar servicios de salud gratuitos y de calidad a todas las personas que se encuentren en el país y no cuenten con seguridad social. Lo anterior “se hará bajo criterios de universalidad, igualdad e inclusión”, señala la reforma en el Congreso de la Unión.

Los beneficiarios recibirán servicios médicos sin restricciones porque habrá atención universal para todos los padecimientos, incluidos aquellos que generan gastos catastróficos, para lo cual se ha creado el Fondo de Salud para el Bienestar. También recibirán medicamentos gratuitos y demás insumos requeridos para sus tratamientos.

Los servicios gratuitos iniciarán en el primer y el segundo nivel. El tercer nivel o de alta especialidad se retrasaría hasta diciembre próximo.

Destaca que se llevará un registro de los beneficiarios para el control de atención y el otorgamiento de medicamentos.

A diferencia de antes, con el Insabi las personas sin seguridad social no necesitarán afiliarse ni pagar cuotas para recibir atención médica o medicamentos, sólo deberán contar con la Clave Única de Registro de Población (CURP) y presentar alguna identificación oficial.

Para garantizar y mejorar la atención en los servicios públicos de salud, el Instituto reclutará a nuevos médicos y enfermeras con sensibilidad social, con alto sentido de la ética profesional y que estén dispuestos a trabajar en las regiones de mayor marginalidad del país, por lo cual recibirán un estímulo adicional. La convocatoria está abierta en: http://bit.ly/35BcIfp.

La promesa federal es que se garantizará el abasto de medicamentos y el equipamiento suficiente para la atención de los beneficiarios en todos los niveles de atención a la salud, además que rehabilitará y ampliará la infraestructura médica.

Con el Insabi, “el derecho a la protección de la salud se fortalecerá mediante la implementación del Modelo de Salud y Bienestar (SABI), que comprende un núcleo básico de médico, enfermera y promotores de la salud en cada unidad médica pública del país, donde se involucrará a la sociedad, con el objetivo de mantener sanas a las personas”.

La entrada en vigor del organismo implica un nuevo esquema de coordinación con las Entidades federativas que, entre otras cosas, evitará la duplicidad o dispersión de las plazas médicas, permitirá ahorros y combatirá la corrupción en la compra de medicamentos, lo cual se hará de manera consolidada con la Secretaría de Hacienda, además que dará oportunidad a una mejor planeación y ejecución de recursos para la infraestructura médica.

El nuevo modelo se fundamenta en los cambios en la Ley General de Salud y en la Ley de los Institutos Nacionales de Salud publicados en el Diario Oficial de la Federación el 29 de noviembre de 2019.

Lanzan más plazas para médicos

El programa Médicos del Bienestar tendrá una nueva fase de reclutamiento para Amatlán (Chiapas), Metztitlán (Hidalgo) y Fresnillo (Zacatecas), informó el subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud, Hugo López-Gatell.

El funcionario federal explicó que el programa está encaminado a integrar a más de 40 mil médicos, enfermeras y especialistas para el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

“Nos interesa tener personal especializado, en general de salud, en poblaciones que han estado abandonadas. Por lo tanto, se ha tenido que recurrir a una nueva fase de reclutamiento para garantizar que estas poblaciones tengan a los especialistas”.

Al presentar el reporte “El Pulso de la Salud”, indicó que además se reorientarán a siete mil 500 personas que tenían funciones administrativas de afiliación en el antiguo régimen de salud a las actividades de prevención. Actualmente están en proceso de entrenamiento mil 100 personas.

“Los estamos reorientando para las funciones sustantivas de prevención y están en un proceso de entrenamiento. Se integrarán a los equipos (que ya están funcionando) en los Estados”.

En ese sentido, a través del Programa de jornadas médico-quirúrgicas, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) llevará la atención de diversas especialidades a personas no derechohabientes que residen en zonas periféricas del país.

Entre las especialidades quirúrgicas con mayor carencia en estas zonas alejadas, y de las cuales se planea alcanzar una meta de 32 jornadas en este 2020, están Urología, Ginecología Oncológica y Ortopedia.

“Se lleva al personal especializado, que de forma intensiva, particularmente los fines de semana, trabaja para atender a todo este rezago de atención. El IMSS Bienestar permite llegar más rápidamente a estos puntos del país, a través de la coordinación del Instituto de Salud para el Bienestar”.

Con información de El Informador 

Más Jalisco

Columna Invitada