Esto es lo que le pasa a tu cuerpo si te saltas el desayuno

on .

Seguramente alguna vez en tu vida te has brincado el desayuno, y es de esperarse que en ocasiones lo llevas a cabo como un estilo de vida, lo que representa un total desajuste en cuanto a la organización de tu día y, por lo tanto, se vean afectadas todas tus actividades y, por consiguiente, los horarios de tu rutina.

Y sabemos que en cuanto a tu alimentación se refiere, no es diferente. Es por eso que nos dimos a la tarea de investigar sobre qué dice la ciencia cuando se trata de que brinques el desayuno, ya que muchos de sus artículos plantean que es la comida más importante del día. Y no, esto no se refiere cuando lo haces porque estás en un nuevo plan de ayuno intermitente, que es diferente.

Así que comencemos. Sabemos que las conductas alimentarias de los seres humanos no precisamente siempre guardan un equilibrio y una estructura definida y que todo lo que rodea a la alimentación depende de muchos factores tales como los psicológicos, socioculturales y educacionales.

La definición estándar de “desayuno”, como tal, se refiere a la primera comida del día, ingerida antes o al momento de iniciar las actividades diarias, normalmente dentro de las 2 horas en que se despierta y no más tarde de las 10 de la mañana y cuyo aporte energético cubre del 20 al 35% de los requerimientos dietéticos diarios. Se plantea que el desayuno aporta alrededor de 400 kilocalorías al día y su importancia según los expertos radica en que toda persona que coma el desayuno será menos vulnerable a comer en exceso durante el resto del día.

En la actualidad, el estilo de vida tan apresurado demanda incluso aunque no se planee o se quiera, brincarse algún tiempo de alimentación y, por otra parte, cada vez están más de moda las tendencias de los ayunos intermitentes.

En tiempos de nuestros papás y abuelos, el desayuno no se podía omitir por nada del mundo y ahora en la actualidad hay estudios que plantean que el desayuno es igual que cualquier otra comida del día y que brincársela no sugiere efectos tan negativos en cuanto al peso y que incluso si estás pensando en bajar unos kilitos podría ser esta herramienta de la cual te podrías ayudar para lograrlo.

Lo que dice la ciencia si te saltas el desayuno

Entonces, ¿qué es lo que sí se sabe que pasa en el cuerpo a nivel científico cuando te brincas el desayuno?

  1. Probablemente comas más en algún otro tiempo. Algunos estudios plantean que la ingesta calórica es determinante en el índice de masa corporal de una persona, por lo tanto, se plantea que una persona que se lo salta tiende a compensar este consumo comiendo de más en algún otro momento del día.
  2. Quemarás más kilocalorías. La gente quema más calorías en aquellos días en que saltan este tiempo, pero este hábito puede aumentar la concentración de glucosa, los marcadores de inflamación y la resistencia a la insulina en el cuerpo. Aunque si compensas como dice en el primer punto, queda claro que perderás este efecto.
  3. Tendrás más hambre. Otros aseguran que los niveles de hambre aumentan, pero no por ello tiene que aumentar el consumo de alimentos necesariamente.
  4. No habrá cambios significativos en tu gasto energético. El gasto energético en 24 horas no se verá influenciado, ni tampoco en cuanto al gasto inducido por tu metabolismo basal (que es el que abastece de energía a tus órganos vitales en reposo), ni la termogénesis que se define como la disipación de la energía a través de la producción de calor.
  5. Podrás tener efectos benéficos similares a los del ayuno intermitente. Debido a la restricción calórica voluntaria que se hace al omitir este tiempo, puedes tener efectos neuroprotectores, antiinflamatorios (lo que contradice el segundo punto) y de antienvejecimiento. Además, si lo brincas, podrás inducir a tu cuerpo en un estado de cetosis, por lo cual se desencadenará la lipólisis (que es el mecanismo por el cual las grasas del organismo se descomponen en ácidos grasos y de esta forma se convierten en sustrato energético, ayudándote así a quemar esa grasita que tienes de más en tu cuerpo).

Así que lee bien todo esto y si decides brincarte este tiempo de comida define bien tus objetivos en salud y mientras la ciencia se decide a decirte si es mejor brincártelo o no, recuerda que en el ser humano existe el ciclo circadiano y este hace que tu metabolismo y el control de tu glucosa por el cuerpo sea mejor durante la mañana, por lo tanto, esto hace sentido al hecho de que los científicos inicialmente refieran que tu mayor ingesta de alimento debería ser por la mañana y de manera saludable.

Con infromación de GQ

Más Gente In

Columna Invitada