¡No caigas en los antojos!, una dieta saludable es posible

on .

Comer sano no tiene por qué quitarte tiempo, ser difícil o caro, prueba los consejos que una experta en nutrición nos comparte para lograrlo

La doctora Mafalda Hurtado, Directora Médica de Abbott, reconoce que en cualquier momento los antojos pueden hacerte caer en tentación y hacer que tu plan de una alimentación balanceada se vea afectada.

 

“Servir comidas saludables siempre es mi objetivo, pero en ocasiones tengo una batalla con mis hijos”, ante esto, la doctora señala que ha aprendido algunos trucos para que la mayor parte del tiempo, su familia y ella, tengan una alimentación saludable. (Con información de Agencias)

Come suficiente proteína

Si tus antojos de azúcar están por las nubes o constantemente te sientes hambriento, es probable que no estés comiendo suficientes proteínas. Trata de incluir una fuente de proteínas en cada comida y en tus colaciones para que te sientas satisfecho por más tiempo y te brinde la energía que necesitas para tus actividades del día.  

Toma agua 

Si crees que tienes hambre, primero bebe un poco de agua porque a menudo la deshidratación puede confundirse con hambre. Bebe uno o dos vasos de agua antes de tus comidas para evitar que comas en exceso. ¿No te gusta el agua simple?. Añade algunas rodajas de pepino, limón o fresas para darle sabor. Si estás viajando o has estado haciendo ejercicio, toma alguna bebida que ayude a rehidratarte.

Sesión de preparación

Los domingos son una buena opción para preparar los alimentos de la semana. Mientras los niños están ocupados realizando alguna actividad, puedes cortar y pelar las frutas y vegetales que comerán durante la semana. Puedes almacenarlos en recipientes individuales o bolsas de plástico para hacer batidos y jugos. O bien, prepara ensaladas y colócalas en recipientes que pueden comer para el almuerzo.

Haz que el desayuno sea para llevar

 

La prisa de la mañana puede dificultar la hora de desayunar y, en México, un alto porcentaje de la población adulta no desayuna o lo hace muy tarde. Estudios muestran que las personas que no desayunan terminan consumiendo más calorías a lo largo del día. La doctora Mafalda te recomienda que tengas un desayuno simple durante la semana, por ejemplo, puedes comer un cereal con alto contenido en fibra, o avena, fruta fresca y trocitos de almendra.

Con información de El Horizonte

Más Gente In

Columna Invitada