¿Qué es mejor viajar solo por tu cuenta o con amigos?

on .

3 reglas de oro para que te funcione la modalidad viajar solo

 

Hace tiempo vienes planificando un viaje y, en algún punto, te preguntas: ¿me voy a viajar solo, con mi pareja o con unos amigos? Según los expertos, en esto influyen temas económicos, psicológicos y muy personales. Un estudio afirma que los lobos solitarios fueron quienes la tienen más difícil en manejar la economía y que les rindan los presupuestos, aunque tienen menos estrés a la hora de hacer lo que quieran sin pedir cuentas a nadie. Tampoco se vieron en medio de un conflicto al momento de decidir cambiar sus rutas, itinerarios y planes de viaje.

Los que viajaron en grupo se vieron, en algún punto, enredados en batallas campales para ponerse de acuerdo en qué hacer y cómo hacerlo, aunque lo de compartir los gastos les funcionó de maravilla. A su regreso, se habían hecho más amigos de algunos en el grupo... y no quisieron ver durante meses a otros. Las parejas por su parte, mostraron haberse compenetrado más, no hubo problemas entre ellos al “negociar” qué hacer y, lejos de lo que muchos pensarán, no hubo drama cuando se trató de conocer a otras personas y compartir con nuevos amigos salidas, deportes y excursiones.

Anotado lo de los estudios. Ahora viene lo que comentan un par de “bien viajados” a quienes les consultamos. A través de una agencia de viajes, nos buscamos algunos de los que andan por la categoría “elite” de aerolíneas y les preguntamos a ellos.  “La verdad es que cuando tus amigos tienen pareja y tú andas solo porque te separaste o porque nunca te has comprometido con nadie, la alternativa menos complicada es irte solo, en vez de poner de acuerdo a tres o cuatro compañeros de viaje”, dice Remy Nolasco. “Tiene su lado bueno, porque ligas más fácil, te mueves sin tener que poner a todos de acuerdo y ya sabes que el que solo la hace, solo la paga”. Ahí está el rollo. A la hora de pagar, sale más costoso solo que hacerlo en pareja o en grupo. Los paquetes de viajes suelen ofrecer descuentos a las parejas y grupos, porque comparten varios un solo alojamiento.

Para la agente de viajes con base en Miami, Olga María Socarrás, “hay ciertamente un temor de vacacionar por tu cuenta y la mayoría de las personas viajan en pareja o en familia, pero no hay una razón para no hacer un viaje solo porque nadie quiera ir contigo. Tengo clientes que, aun siendo muy sociables, prefieren irse solos a destinos a los que no es fácil que te acompañen porque son remotos, o porque es muy caro y, a veces, arriesgado. Todos regresan felices y repiten la experiencia más de una vez. Hay alternativas, como integrarlos ‘en nómina’ a un grupo de desconocidos que van, por ejemplo, a África, y durante la estancia tienen la posibilidad de hacer su propio programa con turoperadores locales”.

De cualquier manera, hemos descubierto 3 reglas de oro para que te funcione la modalidad “going solo”, sí viajar solo:

1.) Viaja con mente abierta y dispuesto a compartir con desconocidos locales que pueden convertirse en excelentes guías. Piensa en maneras seguras de conocer a personas de ideas afines. Investiga un poco. Hay apps y sitios on-line que te conectan con personas dispuestas a convertirse en tus guías.

2.) Afina el radar y logra el equilibrio entre protegerte y abrirte cuando toque confiar en la gente que conozcas y que pueda ayudarte a conocer tu destino. A eso le llaman ser street-smart y se logra viviendo muchas experiencias buenas y malas.

3.) Planifica bien tu economía. Si algo falla, no tendrás una aliada o un aliado para echarte la mano. Con información de GQ

Más Gente In

Columna Invitada