Descubre por qué es tan popular el modelo de negocio Dropshipping

on .

Quizá muchas personas hayan oído hablar acerca del dropshipping, sin embargo no todas saben qué es. Se trata de un término que hace referencia a un modelo de negocio online. Todo aquel que tiene una tienda de dropshipping vende los productos directamente de los proveedores, es decir, estos nunca pasan por sus manos.

En el dropshipping no hace falta disponer de una tienda física ni de un inventario como sucede con el comercio convencional, ya que el dueño de la tienda online solo hace de intermediario entre los clientes y su proveedor. Esto significa que cuando los clientes llevan a cabo una compra, solo tendrá que comunicárselo al proveedor, que será la persona encargada de enviar el producto en su nombre.

Evidentemente, antes de poner en marcha su tienda de dropshipping, el individuo tendrá que llegar a un acuerdo con el proveedor en el que establezcan el margen de beneficios. Además, debe conocer sus políticas de devolución, opciones de pago y términos de envío.

¿Por qué es buena idea poner en marcha una tienda de dropshipping?

Sin duda alguna, el dropshipping es un modelo de negocio muy atractivo para las nuevas empresas, pero también para las ya establecidas.  A continuación se mencionan algunas de las razones por las que poner en marcha una tienda de dropshipping con Oberlo es una gran idea.

Con el dropshipping, el individuo podrá crear su negocio sin invertir dinero en la compra de productos que quizá no venda ni en un almacén en el que guardarlos, lo cual evidentemente reduce costos. Por lo tanto, el dropshipping se convierte en una gran opción para las empresas minoristas que buscan un rápido crecimiento.

El propietario de la tienda de dropshipping tampoco tendrá que hacer frente a los gastos que genera un negocio de venta al por menor convencional, tales como luz, agua, teléfono o el sueldo de los empleados. Además, se podrá olvidar de la gestión de existencias, las órdenes de embalaje y el envío, entre otros asuntos.

Lo único que hace falta para poner en marcha un negocio de dropshipping es seleccionar los productos adecuados. El individuo puede realizar una búsqueda online para averiguar cuáles son los productos más populares entre los consumidores. Posteriormente debe encontrar un proveedor de confianza, para lo cual puede buscar opiniones, comentarios y valoraciones de otros usuarios que trabajen o hayan trabajado con ellos. Una vez elegido, tendrá que llegar a un acuerdo con él. Con todo esto bien atado, podrá subir los productos a su tienda online.

Otras ventajas de crear una tienda de dropshipping

Tal como se ha mencionado anteriormente, el propietario de la tienda de dropshipping no tendrá que comprar los artículos que desea poner a la venta, por lo que podrá ofertar un amplio catálogo de productos. Posteriormente podrá dejar de vender los menos demandados y probar con otros.

Mantener una buena relación con los proveedores es fundamental para escalar y ganar más dinero con la tienda de dropshipping. En el caso de que esto suceda, el propietario de la misma podrá lograr que sus proveedores lleven a cabo la gestión de la mayor parte del trabajo y de ese modo poder procesar un mayor número de pedidos adicionales.

Errores que no debes cometer al crear tu tienda de dropshipping

El dropshipping es una oportunidad de negocio muy sencilla, siempre que se tengan en cuenta algunos aspectos. Por ejemplo, el propietario de la tienda online será el único culpable y responsable si hay algún problema con el pedido, es decir, a los clientes les da igual que no sea la persona que  maneja los productos, las explicaciones se las pedirán a él. De ahí la importancia de elegir bien al proveedor.

Al ser un modelo de negocio tan popular, existe un gran número de competidores que operan en esta industria. Por lo tanto, con el fin de hacerse un hueco en el mercado y destacar por encima de la competencia, el propietario de la tienda de dropshipping tendrá que establecer precios que hagan que los clientes prefieran comprar en ella en vez de en una de la competencia.

No obstante, operar con márgenes de beneficio demasiado bajos puede hacer que no sea rentable mantener el negocio a flote a largo plazo. Para generar mayores márgenes de beneficio lo ideal es vender artículos teniendo en cuenta la demanda de los consumidores.

Como se ha indicado anteriormente, lo mejor para averiguar cuáles son los productos más populares entre los consumidores es realizar una búsqueda online. No obstante, también es buena idea analizar a la competencia, es decir, descubrir cuáles son los productos que ofertan. Además, el individuo puede realizar un estudio de mercado para saber si su comercio electrónico será viable o lo que tiene que ofrecer a los usuarios para que lo sea. Con información de Express 

Más Gente In

Columna Invitada