Imprimir

Boquiabiertos los dejó Enrique Alfaro

Escrito por Osvaldo Granados on . Posted in Andanzas

  Por Osvaldo Granados 

Así es, con la boca abierta, pasmados, así dejó Enrique Alfaro a Arturo Dávalos y a muchos vallartenses en su visita a Puerto Vallarta el fin de semana pasado.

El gobernador electo de Jalisco viajó a la costa para matar varios pájaros de un tiro, y lo hizo al hablar del Seapal, de sus proyectos prioritarios para Puerto Vallarta y la región, así como de su “representante” en el puerto y asuntos partidistas del Movimiento Ciudadano (partido al que no pertenece, pero sigue usando a su conveniencia).

Fue en el hotel Velas Vallarta, el predilecto de los emecistas estatales y municipales cuando de reuniones y eventos se trata, donde Enrique Alfaro Ramírez ofreció una conferencia de prensa para hablar de los temas que importan a Puerto Vallarta: Seapal, obras para el municipio, promoción turística y las personas que estarán al frente de dependencias estatales congregadas tanto en la Unirse (Unidad Regional de Servicios del Estado) como en la DRSE (Delegación Regional de la Secretaría de Educación).

ADIOS A LA MUNICIPALIZACIÓN DEL SEAPAL

En el tema del Seapal fue claro y está consignado de manera precisa y amplia bajo este elocuente titular: “Adiós a la municipalización de Seapal; pide Alfaro a Dávalos esperar y probar con tutela del estado” (aquí la nota completa: goo.gl/B65u3r).

Lo que queda claro es que Arturo Dávalos tuvo que agachar la cabeza, tragar saliva y mostrar sonrisas fingidas y nerviosas en la conferencia de prensa donde se dio el anuncio. El presidente municipal reelecto tuvo y tendrá que acatar lo que diga Enrique Alfaro, pese a no estar de acuerdo, y pese a tener casi dos años de lucha que ha llegado a instancias de la Suprema Corte de Justicia de la Nación; aun cuando el fallo sea en favor del municipio, Dávalos Peña sabe que no le conviene a él ni a su próximo gobierno, y por lo tanto a los vallartenses, darle una negativa al próximo gobernador del estado. Así que, adiós a la municipalización del Seapal; pide Alfaro a Dávalos esperar y probar con tutela del estado.

LA JUSTIFICACIÓN

Su decisión de no municipalizar Seapal la justificó al señalar que ya no será operado por un político, sino por un técnico. Aun cuando han sido políticos y no técnicos quienes mayoritariamente han estado al frente del organismo como actualmente está Andrés González Palomera, y antes César Abarca, Humberto Muñoz Vargas, Eduardo Lares, Rodolfo González Macías, por mencionar algunos, y todos políticos, no técnicos. “El Seapal no va volver a ser manejado con criterios políticos; se acabó esa historia, no va a haber un político en esa responsabilidad, va haber un técnico que va a garantizar su operación” dijo Alfaro Ramírez. Declaración que también ha dejado con la boca abierta a los mochilistas que ya se frotaban las manos para pegarse a Ramón Guerrero “El mochilas” quien desde que perdió la elección, sonaba como próximo titular del Seapal.

Aunque después Enrique Alfaro quiso suavizar el tema al decir que  “le he pedio a Arturo Dávalos que hagamos un esfuerzo por probar si regresando a un modelo de dirección técnica de este sistema, podemos hacer que funcione correctamente; y si tenemos que explorar la posibilidad a futuro de municipalizar el Seapal, lo haremos a partir de un ejercicio y una evaluación seria, pero primero dando oportunidad a que haya un planteamiento de esta naturaleza que queremos construir”, argumentó a manera de justificación.

OBRAS “PRIORITARIAS” QUE NO SON PRIORIDAD 

Otro tema que dejó boquiabiertos a más de uno fueron las “prioridades” de infraestructura para Puerto Vallarta y quedó más que claro que las prioridades de Alfaro no necesariamente son las prioridades de los vallartenses, y varias de ellas ni siquiera dependen del gobierno del estado. Una a una fueron enumeradas sus propuestas y proyectos de infraestructura por orden de prioridad, y así quedaron: 

1.       Macrolibramiento hacia la costa sur.

2.       Agua de riego y aeropuerto para Tomatlán.

3.       Vialidades “alimentadoras” para el macrolibramiento: Carretera a Ixtapa, avenida Poetas y avenida Paseo de las Flores (que ya existen).

4.       Distribuidor vial sobre carretera federal 200 en el crucero de Las Juntas.

5.       Pavimentación de laterales de la avenida Francisco Medina Ascencio (del río Pitillal a arroyo Camarones).

6.       Puente y conclusión de la avenida Federación para conectar con Bahía de Banderas.

7.       Infraestructura hidráulica (colectores de agua y pozo radial).

8.       Sistema de vídeo vigilancia actualizado y de alta tecnología (C5).

9.       Modernización de los aeropuertos de Puerto Vallarta y Guadalajara.

10.   Conurbación o metropolización entre Puerto Vallarta y Bahía de Banderas 

Como se puede apreciar, más de una de las prioridades ni siquiera son Para Puerto Vallarta, una más por ahí compete a concesionarios, y otra más de las prioridades ya existe. En fin, lo único verdaderamente que sí es prioridad para los vallartense, es la pavimentación de las laterales de la avenida principal, quizá el distribuidor vial en Las Juntas y quizá también el C5 y la conurbación con Bahía de Banderas. De ahí en fuera, más de la mitad, ni son prioridades, y las que sí lo son, no están en los primeros lugares.

Así pues, Enrique Alfaro, con sus “prioridades” y el palo que da a la municipalización de Seapal, a muchos deja boquiabiertos y con la amarga sensación de que Puerto Vallarta una vez más tendrá que navegar solo para llegar a buen puerto, al puerto que queremos, sin la mano firme y decidida, de quien se dijo, sería el gobernador amigo de Puerto Vallarta. @osvaldovallarta

Columna Invitada