Imprimir

Nayarit: el laboratorio de la federalización de servicios de Salud, saca chispas

Escrito por Redacción AZ Noticias on . Posted in Nayarit

La cuestionada operación política del gobierno del estado ha propiciado movilizaciones de sindicatos y trabajadores eventuales que se quejan de despidos y de ser excluidos del proceso; llegada de médicos cubanos genera denuncias de que en la entidad realmente sí hay doctores dispuestos a trabajar, pero no se ofertan las plazas. 

Considerado como uno de los laboratorios de la implementación de la federalización de servicios estatales de salud, Nayarit se ha convertido en un escenario de conflicto: la cuestionada operación política del gobierno del estado ha propiciado movilizaciones de sindicatos y trabajadores eventuales, que se quejan de despidos y de ser excluidos del proceso, aunque son ellos quienes atienden a los pacientes.

Además, la llegada de médicos cubanos a la entidad ha generado denuncias de que allí realmente sí hay doctores dispuestos a trabajar y acusan a los gobiernos federal y estatal de no ofertar centenas de plazas que, según la autoridad nacional, están vacantes porque nadie quiere ocuparlas.

El sábado, en Rosamorada, durante la gira de trabajo del presidente Andrés Manuel López Obrador, hubo abucheos ante el mandatario federal, a punto tal que, de acuerdo con algunas versiones, se interrumpió la transmisión en vivo del evento, aunque también se mencionó que eso ocurrió por cuestiones técnicas.

Ese día, trabajadores de los Servicios de Salud de Nayarit, quienes laboran por contrato (aunque varios de ellos llevan hasta 13 años esperando una base), gritaron que no los han recontratado. Incluso el secretario de Salud, Jorge Alcocer, tuvo que interrumpir su discurso varias ocasiones.

Al final del evento, algunos trabajadores atajaron al director del IMSS, Zoé Robledo y otros funcionarios federales para exigirles trato digno y que los recontraten.

De acuerdo con líderes sindicales locales, parte del problema se debe a que el gobernador, Miguel Ángel Navarro Quintero, no ha querido entablar un dialogo con los trabajadores involucrados en la federalización de los servicios de salud.

José Luis Martínez Medina, secretario general de la Sección 31 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA) en Nayarit, dijo que representa a más de 6,000 trabajadores, pese a lo cual no fue invitado al mencionado evento del sábado pasado y tuvo que “colarse”.

Dijo que, desde diciembre pasado, han solicitado una reunión con el gobernador y no se las ha concedido y que el titular de Salud nayarita, Jose Francisco Munguía Perez, les dice que él no sabe nada.

El sábado, el presidente López Obrador dijo a los inconformes que serían atendidos y el lunes, en la Ciudad de México, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, convocó al secretario general de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), Joel Ayala y al director del IMSS, Zoé Robledo, para tratar el asunto y buscar la forma de proteger a esos empleados, con trabajo y seguridad social.

Al salir, el líder de la FSTSE comentó que el secretario los emplazó a iniciar un diálogo para atender las demandas de los trabajadores de salud, tanto de Nayarit como de Tlaxcala, Zacatecas y Colima, que son los primeros en implementar la federalización de los servicios estatales de salud.

“Han iniciado un procedimiento para aglutinar a los trabajadores que son eventuales y no cuentan con servicios de seguridad social que los proteja”, expuso.

Luego señaló que, en el caso de los trabajadores que dependan del gobierno local, la responsabilidad es de cada administración estatal y “estarán protegidos de acuerdo con la ley y tendrán garantías de su empleo”.

En tanto, Alan Sánchez Alí, vocero de alrededor de 70 empleados eventuales de los Servicios de Salud de Nayarit, que en días pasados mantuvieron un plantón frente a Palacio de Gobierno, dijo que autoridades estatales comenzaron a pedirles el currículum para analizar si los contratan, pero todavía no les aseguran nada.

Recalcó que en ese grupo, que estaban en la llamada Nómina 12, hay psicólogos, enfermeras, nutriólogos, promotores de la salud y trabajadoras sociales que estaban asignados a seis programas prioritarios como el de prevención de violencia familiar, detección de cáncer en la mujer y salud materno-infantil, entre otros.

 

Arribo de médicos cubanos genera tensiones

Por otra parte, la llegada de un grupo de médicos cubanos a Nayarit generó tensiones entre los trabajadores del sector, debido a que aseguran que en esa entidad sí hay doctores para ocupar las vacantes, pero el gobierno es quien no ha querido contratarlos.

De acuerdo con el presidente López Obrador, durante el pasado proceso de contratación de médicos, realizado por el IMSS, se ofertaron 443 vacantes de especialistas para Nayarit y sólo se ocuparon 32, por lo cual se tuvo que recurrir a la contratación de profesionales cubanos.

El sábado llegaron a territorio nayarita 54 médicos cubanos que comenzaron a trabajar el martes en distintas comunidades, con hospedaje y comida pagados.

En ese sentido, Martínez Medina, de la Sección 31 del SNTSA, dijo que se les ha hecho saber a las autoridades, “que hay muchos doctores especialistas en las propias filas de los Servicios de Salud del Estado a quienes no se les ha dado su código (nombramiento) de médico especialista, aun cuando son tareas que ya vienen realizando”.

Dijo que en los Servicios de Salud del estado hay alrededor de 200 plazas de médicos de personal de apoyo que no han sido adjudicadas, y de ese número alrededor de 80 son de médicos.(Con información de El Economista)