Imprimir

Los científicos británicos creen que “hay evidencia de una tercera ola” de coronavirus y el Gobierno evalúa retrasar la reapertura total

Escrito por Redacción AZ Noticias on . Posted in Mundo

Matt Hancock, ministro de sanidad del Reino Unido, dijo que está “absolutamente abierto” a posponer la esperada fecha del 21 de junio. La clave es la variante Delta, antes conocida como de la India.

Científicos y médicos alzaron la voz para que los ministros demoren las medidas de desescalada el próximo 21 de junio en medio de informes de que de las autoridades sanitarias de un resurgimiento de la pandemia.

El ex asesor científico jefe del gobierno, David King, quien también preside el Grupo Asesor Científico para Emergencias (SAGE) Independiente, elevó la mas dura advertencia al indicar que los datos actuales muestran que hay “evidencia de la aparición de otra ola”.

Desde el Gobierno, el secretario de Salud británico, Matt Hancock, se mostró “absolutamente abierto” a retrasar el desbloqueo del 21 de junio, un claro indicio de que la fecha para el siguiente paso en la hoja de ruta podría retrasarse.

Esta semana será ‘crítica’ para saber si la reapertura puede seguir adelante, ya que el país se puso una semana hasta que se tome una decisión.

La decisión depende de los datos sobre el impacto de la variante india o delta en las hospitalizaciones, que son en gran parte planas pero han aumentado marginalmente en algunas áreas.

Incluso, Hancock declaró que esta variante era un 40 por ciento más transmisible que la variante Kent previamente dominante, una cifra que los modelos de propagación del virus sugieren que podría abrumar al sistema de salud si se siguieran la desescalada, según lo previsto hasta ahora.

Las cifras del domingo mostraron que los casos diarios aumentaron un 65 por ciento en una semana a 5.341, aunque las muertes continúan disminuyendo y la evidencia de la eficacia de las vacunas aumenta.

“En la última semana, las infecciones han aumentado significativamente, más rápido de lo previsto”, dijo una fuente a los medios británicos este lunes. “Las hospitalizaciones han aumentado, pero no demasiado. Todo el mundo está esperando las cifras de muertes. La ausencia de picos en los datos les dará la confianza para llamarlo”.

 

¿Qué pasa con las vacunas?

La campaña de inmunización planteada por el Reino Unido se pone a prueba. Según datos de Our World in Data, el país habría administrada ya 67,5 millones de dosis, con 27,2 millones de personas con vacunación completa, es decir un 40.8% de la población. La duda está en si las personas que se infectan, son pacientes con plan completo de inmunidad.

Recordando los 5.300 nuevos casos de la enfermedad, se compara con los 2.000 respecto a la semana pasada. Para el profesor David King, alrededor de 400 infecciones cada 24 horas ocurren entre personas que han recibido ambas vacunas, destaca quien preside el grupo SAGE. Esto es, explica, “uno de cada 25 casos nuevos” tiene dos pinchazos.

Las cifras oficiales también reflejan que el número de personas en los hospitales ingleses, que según el gobierno es relativamente estable, es de 932 por día que ingresan al hospital, 65 más que la semana pasada. “En realidad no es estable, está aumentando lentamente”, dijo el experto.

La Dra. Megan Smith, quien también es oficial legal y política del grupo de campaña Every Doctor, dijo a Sky News: “Todos en el Servicio Nacional de Salud (NHS) en este momento están algo aterrorizados”.

Agregó que el NHS está bajo presión para lidiar con los problemas de las primeras oleadas de la pandemia y no podría hacer frente ni siquiera a un pequeño aumento en los pacientes con COVID.

Antes de cualquier decisión, que será informada el 14 de junio próximo, el Gobierno espera que el 60 por ciento de la población adulta haya sido completamente vacunada para el 21 de junio, frente al actual 52,2 por ciento, y esta semana se están implementando inyecciones para menores de 30 años.

Para los expertos, la política de los diferimientos de las dosis puede ser una clave y un error. La eficacia de las vacunas frente a la variante india o Delta, con una dosis sería de un 33%, por lo cual es imprescindible el plan de vacunación completo para detener este rebrote. Incluso, esto también probaría que la decisión de la Unión Europea de no espaciar la segunda dosis, podría explicar, en parte, que no esté propagándose la variante. No obstante los epidemiólogos no quieren ser concluyentes.

John Bell, profesor de medicina en la Universidad de Oxford y asesor del gobierno sobre vacunas, dijo que preferiría que el 70 por ciento se inyectara completamente en lugar del 60 por ciento antes de levantar las restricciones.

Con todas estas especulaciones, los científicos y los funcionarios públicos estarían debatiendo un retraso de dos semanas hasta el 5 de julio, comentarios que junto a las declaraciones de Hancock, e incluso del primer ministro Boris Johnson podrían confirmar esta perspectiva.

 

Los hospitales en alerta

La Society for Acute Medicine ha advertido que incluso un pequeño aumento en los números de Covid-19 podría poner en peligro los planes para abordar la acumulación de cirugías de rutina.

El Dr. Nick Scriven, ex presidente inmediato, “una preocupación muy significativa” en torno a la variante delta o india, “especialmente en torno a la posibilidad de que el personal vacunado sea portador asintomático”.

Con los hospitales trabajando a través de referencias, la práctica general se ha visto sometida a una tensión cada vez mayor. La Dra. Emily Ball, una médica general en el noroeste, dijo que los médicos de cabecera estaban “bastante quebrados y al borde del agotamiento”.

Pero hay además otra preocupación. Los casos graves no son los únicos efectos que temen en los hospitales frente a la propagación y evitar muertes. La cantidad de personas que sufren de COVID prolongado en el país es enorme y esto no es una simple gripe, una vez que ha tenido la vacuna.

La buena noticia es la eficacia de las vacunas. Los desarrollos de coronavirus de Pfizer y AstraZeneca son altamente efectivas contra la variante identificada en India después de dos dosis, según un estudio de Public Health England.

El trabajo sostiene que dos inyecciones de cualquiera de las vacunas brindan un nivel similar de protección contra la enfermedad sintomática de la variante india que para la de Kent o británica.

Sin embargo, ambas vacunas solo fueron efectivas en un 33% contra la variante india tres semanas después de la primera dosis. Esto en comparación con el 50% de efectividad contra la variante Kent o británica.

Por otra parte, se comprobó, en situación real, que la vacuna Pfizer tenía un 88% de efectividad para detener la enfermedad sintomática de la variante india dos semanas después de la segunda dosis, en comparación con un 93% de efectividad contra la variante inglesa.

Finalmente, el jab de AstraZeneca fue 60% efectivo contra la variante india, en comparación con 66% contra la variante Kent. En este caso, y a diferencia de lo ocurrido en la UE donde el 60% del plan de vacunación está apoyado en el desarrollo de Pfizer y BioNTech, la ecuacion seria inversa en Reino Unido, con preponderancia del desarrollo inglés de Oxford y Astrazeneca.

(Con información de Infobae)

Más Mundo