Imprimir

Recortan fondos a educación en Brasil

on . Posted in Mundo

El nuevo gobierno de Brasil, encabezado por el presidente interino Michel Temer, anunció ayer una serie de medidas de austeridad a fin de aliviar la peor crisis económica que ha visto el país en décadas, y advirtió que si no se toman medidas urgentes se estaría sentenciando a futuras generaciones a “penurias extraordinarias”


El nuevo gobierno de Brasil, encabezado por el presidente interino Michel Temer, anunció ayer una serie de medidas de austeridad a fin de aliviar la peor crisis económica que ha visto el país en décadas, y advirtió que si no se toman medidas urgentes se estaría sentenciando a futuras generaciones a “penurias extraordinarias”.

En una reunión con funcionarios del gobierno que fue transmitida por televisión, Temer dijo que eliminaría un fondo creado para invertir en educación el 25% de la recaudación de impuestos municipales y regionales y el 18% de los federales.

Además, se comprometió a recortar el gasto público y a “hablar la lengua del mercado” para lograr el objetivo de déficit marcado por su gobierno, más de 47 mil 500 millones de dólares este año, casi 2.75% del PIB y que aún tendrá que ser aprobado por el Congreso.

La aprobación de la nueva meta de déficit, que prácticamente duplica los cálculos previstos por el equipo de Dilma Rousseff, será la primera prueba de Temer ante el Congreso, que debatía ayer las cuentas del nuevo
gobierno.

Temer anunció también que enviará al Congreso la enmienda constitucional para limitar el crecimiento del gasto público al equivalente de la inflación del año anterior, entre un conjunto de medidas destinadas a recuperar la golpeada economía del país.

Los gastos tienen una trayectoria insostenible y no podemos condenar al pueblo en el futuro a grandes dificultades”, afirmó Temer.

El Presidente interino pretende avanzar en la reforma del sistema de pensiones, aunque no ha fijado una fecha para presentar la iniciativa de lo que considera “su prioridad número uno”.

La semana pasada, Temer nombró una comisión para que estudie y negocie una reforma. Sin embargo, dos de los sindicatos más grandes del país rechazaron participar y señalaron que no reconocían al gobierno de Temer.

Si seguimos el mismo camino sin actuar, sentenciaremos al pueblo brasileño a penurias extraordinarias”, agregó.

Otra de las medidas anunciadas ayer por el mandatario es abrir a terceras empresas la explotación de los gigantescos yacimientos petroleros de la región del presal, en aguas profundas del Atlántico, ahora exclusivamente en manos de la estatal Petrobras.

En palabras del ministro de la Presidencia, Eliseu Padilha, el gobierno quiere “optimizar” sus asociaciones con el sector privado y “hablar la lengua del mercado”.

El mandatario debe lidiar con una economía que el pasado año concluyó con una recesión de 3.8 por ciento, con una caída en la producción, el consumo y una cifra récord de desempleo.

“ES UN RETROCESO”

Dos ministros del gabinete de la presidenta suspendida, Dilma Rousseff, criticaron ayer el plan de medidas económicas presentado por Temer, que consideraron un “retroceso inaceptable”.

El ya exministro de la Educación, Aloízio Mercadante, afirmó en las redes sociales que el plan de ajuste supone el “mayor retroceso de la historia reciente de Brasil en salud y en la educación”.

Mercadante criticó en especial el plan de eliminar el mecanismo que obliga a destinar recursos a la educación.

Jaques Wagner, que en el último año ocupó tres ministerios, aseguró que el plan de ajuste de Temer acabará “con menos derechos y más sacrificios” para los brasileños.

Después de 13 años de inclusión y desarrollo con justicia social, Brasil vuelve a la triste era de las estrecheces”, comentó Wagner.

 

“SOY PRODUCTO DE LA CONSTITUCIÓN”: MICHEL TEMER

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, rebatió ayer a la mandataria suspendida, Dilma Rousseff; negó que en el país haya habido un golpe de Estado y afirmó que, si está en el poder, es “consecuencia de la Constitución”.

Quiero refutar a quienes todo el tiempo dicen que en Brasil hubo una ruptura constitucional, porque eso no es cierto, porque yo soy producto de la Constitución”, declaró al iniciar una reunión con sus ministros.

Temer aseguró que el proceso que llevó a la suspensión de la mandataria de sus funciones se realiza dentro de las normas democráticas y no puede ser interpretado como un golpe, como repiten a los cuatros vientos Rousseff y sus partidarios.

Por el contrario, sostuvo que con sus ministros han comenzado a “reinstitucionalizar al país” y que lo harán en cooperación estrecha con el Congreso, en lo que definió como un “semiparlamentarismo”.

Temer no aludió directamente a su ahora exministro Romero Jucá, titular de Planificación que duró diez días y el lunes dejó el cargo después de que un polémico audio revelado por el diario Folha de Sao Paulo dio a entender que pretendía manipular la investigación de las corruptelas en la estatal Petrobras.

Pero sí declaró que “la ética en la política es fundamental” y que “es lo que la gente pidió en las calles”, en las manifestaciones previas a la suspensión de Rousseff.

Jucá fue uno de los principales articuladores del proceso que llevó a la suspensión de Rousseff para responder a un juicio político por manipulación de las cuentas públicas.

EL GOLPE, CONTRA LAS POLÍTICAS SOCIALES

La exministra de Desarrollo Social en el gobierno de Rousseff, Tereza Campello, dijo ayer que con las grabaciones de Jucá el nuevo régimen será incapaz de gobernar con tranquilidad.

De hecho, afirmó durante una breve conversación telefónica con Excélsior que muchas personas que estuvieron contra Rousseff comienzan a darse cuenta de que el impeachment fue más bien una estrategia para tratar de detener las investigaciones sobre el escándalo de corrupción.

En una conferencia regional de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) realizada en México, Campello dijo que es evidente que el “golpe” no fue sólo contra Rousseff, sino también contra las políticas sociales, como muestran las acciones de Temer.

-EFE y AFP

 

LA POLICÍA EJECUTA MÁS ÓRDENES DE DETENCIÓN

La policía brasileña prosiguió ayer, por segundo día consecutivo, un operativo en torno al caso Lava Jato, la investigación que indaga la gigantesca trama de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

Cerca de 50 policías ejecutaron 28 mandatos de búsqueda y captura, dos de prisión preventiva y nueve de conducción coercitiva en los estados de Sao Paulo y Río de Janeiro.

De acuerdo con la policía, tres grupos de empresas están siendo investigadas por haber suscrito contratos ficticios de prestación de servicios que tenían como objetivo beneficiar a directivos del área de Servicios y Ingeniería y Abastecimiento de Petrobras.

Según medios locales, en el centro de esta nueva investigación también se encuentra José Dirceu, uno de los hombres más influyentes en la gestión de Luiz Inácio Lula da Silva, que la pasada semana fue condenado a 23 años de cárcel por el juez responsable de la investigación en la estatal Petrobras.

La trigésima fase de la Lava Jato se produce un día después de que saliera a la luz una grabación del ya exministro de Planificación Romero Jucá, en la que sugería un pacto para frenar las investigaciones de Petrobras.

Tras la filtración, la policía que investiga la corrupción en Petrobras insistió en que “nada” puede frenar la operación que inició hace dos años. (Con información de Excélsior)  

 

Más Mundo