Imprimir

México se ubica dentro de los países de AL con menor deuda pública: Cepal

Escrito por Redacción AZ Noticias on . Posted in México

A pesar de esta mejora, la deuda pública bruta se mantiene en un nivel históricamente alto y supera los registrados en los últimos 20 años. 


México se colocó dentro de los cinco países de América Latina que registraron, al cierre del 2021, la menor deuda pública bruta del gobierno central como proporción del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con un informe publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En el documento “Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2022”, se observó que dentro de los países de América Latina, México ocupó un lugar en el top 5 de las naciones con menor deuda, al presentar una relación de 40.8%  respecto al PIB al cierre del 2021, ligeramente menor a la de 41.5% que se registró en el 2020.

Con ello, el país se ubicó arriba de naciones como Chile, que tuvo una tasa de 36.3%; Perú, con 32.8%; Guatemala, con 30.7% y Paraguay, con 30.1%; pero, por debajo del promedio de América Latina de 56.5 por ciento.

En total, 12 países de la región lograron reducir su deuda pública bruta el año pasado.

La Cepal explica que esto se debe, principalmente, a la recuperación de la actividad económica luego de la crisis sanitaria y económica que provocó el Covid-19 en el 2020.

“A pesar de esta mejora, la deuda pública bruta se mantiene en un nivel históricamente alto y supera los niveles observados en los últimos 20 años previos a la pandemia”, expone el organismo al referirse al promedio en la región de América Latina.

En el 2020, lo peor de la pandemia, México fue uno de los países que se caracterizó por otorgar un muy bajo monto de estímulos fiscales, lo cual permitió que su deuda, en comparación con otras naciones, no aumentara más de lo que ya lo había hecho.

Lo anterior, de acuerdo con el gobierno mexicano, ha logrado mantener la estabilidad de las finanzas públicas, las cuales aún deben hacer frente a los efectos de la pandemia que sigue en proceso y que, a su vez, ha dejado que la actividad económica se reanude y empiece a normalizarse.

Ambiente se ha deteriorado

Si bien la deuda de los países de América Latina pasó de 56.5 a 53.7% el año pasado, la Cepal advierte que las condiciones se han deteriorado ante los altos niveles de inflación que se han presentado en los últimos meses, lo cual ha hecho que los bancos centrales alrededor del mundo actúen. 

“Las condiciones de la deuda pública en moneda nacional se deterioraron en el transcurso del año. Las tasas de política monetaria exhibieron una tendencia al alza, mientras en los países se tomaban medidas para atenuar el aumento generalizado de la inflación”, dijo.

En los últimos meses, la inflación ha prendido los focos rojos alrededor del mundo ante la persistencia de los altos niveles. Por ello, los bancos centrales han tenido que actuar incrementando sus tasas de interés.

En el caso de México, el  Banco de México, a cargo de Victoria Rodríguez Ceja, ha incrementado sus tasas de interés en 50 puntos base en las últimas dos ocasiones, y dejando la puerta abierta para un incremento de 75 puntos base, de ser necesario.

Reprobado en ingresos

En la parte de la captación de ingresos, México también se ubicó en los últimos lugares de la región de América Latina, revelaron los datos.

Y es que en México se registró una caída en la recaudación de 0.1%, mientras que Panamá reportó una de 0.2%, Uruguay de 0.6% y Argentina de 2.9 por ciento.

“En México el bajo crecimiento de la recaudación tributaria se debió al efecto base producido por las medidas que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) adoptó en el 2020, que generaron recursos adicionales equivalentes a 2.2% del PIB en dicho año”, destacó la Cepal.

El organismo indicó que, en el actual contexto de bajo crecimiento, de crecientes demandas sociales y de inversiones para enfrentar problemáticas como el cambio climático, el diseño de la política fiscal debe apuntar a un nuevo pacto social y fiscal para sentar las bases de la sostenibilidad fiscal.

“(Lo anterior) centrado en aumentar los ingresos permanentes para atender las necesidades de bienestar, inversión y sostenibilidad ambiental que reclama la ciudadanía. En la región, los ingresos públicos han sido históricamente insuficientes para cubrir las demandas de gasto público, y eso ha dado lugar a un sesgo deficitario considerable”.(Con información de El Financiero)

Más México