Imprimir

Suspendidas, mitad de obras en infraestructura en salud

Escrito por REDACCIÓN AZ NOTICIAS on . Posted in Jalisco

Los recortes federales afectan el abasto de medicinas en Jalisco, pero también la ampliación de las instalaciones sanitarias

 

De las 37 acciones de infraestructura en salud que se iniciaron en pasadas administraciones federales en Jalisco, 19 fueron suspendidas por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

De acuerdo con el Plan Maestro de Infraestructura 2019, en el Estado se cancelaron ocho obras de sustitución, otras siete de ampliación y fortalecimiento, y cuatro más correspondientes a nuevos trabajos o proyectos.

Entre las de mayor inversión están la ampliación del Hospital Regional de Ameca, que tenía proyectados 30 millones de pesos para el proceso de acreditación y el crecimiento de las áreas de quirófanos, tomografía, laboratorios y urgencias, entre otros espacios.

En abril, el secretario de Salud estatal, Fernando Petersen, afirmó que heredaron al menos 50 obras sin terminar, que se iniciaron con recursos federales o estatales (la mayoría corresponde a hospitales y centros de salud).

Algunas comenzaron hace aproximadamente 10 años. Una de ellas es el nosocomio de Ameca.

A pesar de que en este año la dependencia cuenta con 300 millones de pesos para trabajos, no se ha precisado qué proyectos serán beneficiados.

Las autoridades federales también pausaron la construcción de los hospitales comunitarios de Arandas y Cihuatlán. El primero, con un presupuesto de 25 millones de pesos; el segundo, con 20 millones.

Las acciones se detuvieron por falta de financiamiento, por incumplir con lanormatividad vigente, por la rescisión anticipada de contrato, por los procesos jurídicos y los actos de corrupción detectados, entre otros factores.

El problema de Jalisco es mayor porque se suman proyectos adicionales al Plan Maestro de Infraestructura.

El 6 de junio, el secretario de Salud federal, Jorge Alcocer, reportó que de 306 obras inconclusas heredadas, 180 se suspendieron.

De los 47 hospitales parados, 10 se ubican en la Entidad, lo que la coloca en el primer sitio a nivel nacional con este rezago. Por otra parte, de las 133 unidades de consulta externa que deberán esperar para reactivarse, 21 están en el Estado.

La semana pasada, Éctor Ramírez, diputado panista, presentó un punto de acuerdo en el que exhortó a la Secretaría de Salud que explique por qué canceló los trabajos y pidió no aplicar medidas de austeridad en esta materia.

Atoran licitaciones para medicamentos

Para este año, Jalisco cuenta con un presupuesto de más de mil 60 millones de pesos para la compra de medicamentos: 933.2 millones saldrán de fondos federales y 127.2 millones de recursos estatales; sin embargo, a punto de concluir el primer semestre del año, se ha gastado menos de una cuarta parte en la compra de medicinas y materiales (250 millones). Por ese motivo, existe la alerta de que el desabasto de fármacos se puede agudizar después de julio.

Actualmente, el Gobierno federal realiza una compra consolidada de medicamentos e insumos que se prevé esté lista en estos días, para comenzar con la entrega a partir del 1 de julio a las 22 Entidades que firmaron convenio. Jalisco forma parte de los cinco Estados que participan en ésta, pero con recursos propios.

Por otra parte, la máxima publicidad que presume el Gobierno en las licitaciones públicas lanzadas la semana pasada para la compra de medicamentos, tras ser canceladas en abril pasado, no aplica en las adjudicaciones directas aprobadas durante lo que va de este año, y que realizó la Secretaría de Salud con carácter de urgente para atender el desabasto de medicinas.

En el portal de Transparencia del Organismo Público Descentralizado (OPD) Servicios de Salud Jalisco, se encuentra la información con relación a los concursos y licitaciones públicas realizadas durante 2019. Sin embargo, en materia de adjudicaciones directas, el organismo no aplica el mismo criterio. El viernes pasado, el área de Transparencia publicó tres compras sobre diversos servicios, tras ser cuestionados con relación a que en este primer semestre no se había publicado ninguna.

Sobre las realizadas en materia de medicamentos, se respondió que la última correspondía a 2018 y en este año no se había concluido ninguna.

Luego de recordarles que el secretario de Salud, Fernando Petersen Aranguren, ha informado sobre estas compras directas, se respondió que había otros documentos que serían subidos al portal durante el transcurso del día, lo cual no sucedió.

La semana pasada, el Ejecutivo estatal creó un micrositio para que se puedan vigilar las licitaciones recién lanzadas para la adquisición de medicinas e insumos, con el fin de garantizar máxima publicidad y evitar compras a sobreprecio o prácticas monopólicas, que se observaron en dos empresas que participaban en la licitación que se canceló en abril.

Si se toman en cuenta las declaraciones del secretario de Salud acerca de que se han gastado alrededor de 250 millones de pesos en la compras de urgencia, se trata de una cifra similar a la que se pretende destinar para cubrir las licitaciones recién lanzadas, que se estiman entre 250 y 300 millones de pesos.

Este medio solicitó una entrevista con el OPD sobre el tema y, pese a que se informó que sería otorgada la semana pasada, esto finalmente no sucedió.

Recursos para la compra de medicinas y equipamiento médico: 
Año Estatal  Federal
2012 13 millones 960 mil 163 487 millones 210 mil 106
2013 5 millones 678 mil 604  670 millones 255 mil 618
2014 21 millones 914 mil 844 Mil 275 millones 623 mil 873
2015 729 mil 677 Mil 139 millones 522 mil 901
2016 39 millones 220 mil 177 457 millones 872 mil 570
2017 140 millones 626 mil 227 917 millones 176 mil 786
2018  83 millones 588 mil 505 830 millones 777 mil 913
2019 127 millones 225 mil 346 933 millones 271 mil 019

Fallas

Para regularizar el abasto de medicamentos en el Estado, el Gobierno estatal lanzó cuatro licitaciones públicas nacionales para la compra de medicina, material de curación, banco de sangre y pruebas de laboratorio.

Las autoridades crearon un micrositio especial para transparentar los procesos a través de la “licitación bajo el modelo de máxima exposición pública de productos y servicios en materia de salud”.

A pesar de que las bases de la licitación se aprobaron el pasado 11 de junio en sesión extraordinaria del Comité de Adquisiciones del OPD Salud, varias de las opciones para conocer el detalle de la convocatoria, las propias bases, la fecha de publicación del fallo o de las juntas de aclaraciones, marcan error o sólo remiten al video de la sesión desarrollada.

Reportan desabasto

“Nada más nos dicen que así vamos a estar”, señaló el responsable de una de las farmacias de los centros de salud del Estado que operan en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), quien primero respondió que hace 15 días le habían surtido, pero posteriormente reconoció: “Sí me quedé en desabasto, pero son las medidas (que nos imponen)”.

Comentó que generalmente sí tienen el cuadro básico de medicamentos, aunque hay otras claves que están dentro del catálogo, “pero nunca me llegan”.

Pese a que en abril pasado las autoridades estatales reportaron que se realizarían compras de medicamentos con carácter de urgencia para cubrir la demanda en el Estado, tras cancelar la licitación pública para la adquisición de medicinas, el desabasto continúa en diferentes grados y se agudizó en tres regiones sanitarias.

En febrero pasado, el OPD Servicios de Salud Jalisco reportó vía Transparencia que se tenía un promedio de abasto de alrededor del 95% en las 13 Regiones Sanitarias. A principios del mes pasado, el secretario de Salud, Fernando Petersen Aranguren, informó que se encontraban en 90 por ciento. Pero la semana antepasada aceptó que el desabasto era crítico en tres Regiones: en Ciudad Guzmán, que alcanzaba un 40%, pese a que en febrero tenía un 95% de abasto. En el caso de la Región de Colotlán, el porcentaje de falta de medicamentos es de 50%, pese a que tenía una cobertura de 97 por ciento. En la Región de Autlán de Navarro el desabasto es de 20%, cuando se ubicaba en un nivel de 95 por ciento.

Esto significa que las compras de urgencia realizadas por las autoridades estatales para hacer frente a la demanda de la ciudadanía que, incluso provocó manifestaciones, no ha sido suficiente para cubrir el servicio.

A finales del mes pasado se solicitó información para conocer el estado del desabasto; sin embargo, el OPD omitió dar la información. A través de la Dirección de Regiones Sanitarias y Hospitales dijo que no se encuentra entre sus facultades las de dirigir los procesos de abastecimiento.

Empresas demandan pagos por 91.6 MDP

Por falta de pagos, suman 12 demandas interpuestas por empresas entre 2015 y 2019, en contra del OPD Servicios de Salud Jalisco. El monto reclamado ante diferentes instancias asciende a los 91.6 millones de pesos.

De acuerdo con información entregada por el OPD, el caso de mayor cuantía es por 42.4 millones de pesos; sin embargo, se reservaron los datos de la compañía que interpuso el recurso legal durante el año pasado.

Le sigue otra por 14.6 millones de pesos, interpuesta por Constructora Nantli. La compañía presentó una más ante la Tercera Sala Regional, aunque el monto aparece como “no cuantificado”.

Ésta participó, por ejemplo, en la primera etapa de la construcción del Hospital General de Lagos de Moreno, que actualmente se encuentra inconcluso.

En abril pasado, el secretario de Salud, Fernando Petersen Aranguren, indicó que la pasada administración les heredó alrededor de 50 obras sin concluir, una de las más importantes es este hospital que se comenzó a construir en la antepasada administración, pero que hasta el momento sigue sin funcionar. En este año se destinarán alrededor de 300 millones para hacer frente a los proyectos inconclusos.

El funcionario declaró también que, al iniciar la actual gestión, se encontraron 200 millones en pasivos a proveedores y 40 millones en omisiones en cobro de contratos.

Durante este año, la Distribuidora y Hospitalaria GAP interpuso dos demandas, una por 12.4 millones y otra por 12.7 millones de pesos.

En marzo pasado, el secretario de administración estatal, Esteban Petersen Cortés, reconoció que se tenía un adeudo con esta empresa, pero aclaró que se revisaría el expediente completo para sustentar el pago. “Es un adeudo grande que arrastra no solamente el año pasado en términos fiscales sino probablemente más. Estamos en ese análisis, a la empresa se le va a pagar la deuda”.

Un mes después, durante la conferencia de prensa que brindaron las autoridades estatales para anunciar la cancelación de la licitación de medicamentos de este año, se señaló que esta empresa vendió los mismos insumos 20% más caros durante el sexenio pasado. El resto de las demandas obedecen a pagos pendientes por entre 225 mil y tres millones de pesos. Con información de El Informador

Más Jalisco

Columna Invitada