Imprimir

Entre el olvido y la desolación panteones de Bahía de Banderas

on . Posted in Bahía de Banderas

Carente de servicios básicos como agua potable y alumbrado público, al arribar al lugar es posible apreciar la extensión del terreno cubierta de maleza, donde se limpia una tumba para ensuciar otra, debido a que la basura y desechos de arbustos son amontonados recubriendo tumbas abandonadas y espacios vacíos


Diana Arista Gijón

Previo a la festividad del día de muertos, a celebrarse el próximo dos de noviembre, fecha que designan decenas de personas para visitar las criptas de sus familiares fallecidos, el panteón municipal correspondiente a las comunidades Bucerías y la Cruz de Huanacaxtle, luce descuidado y falto de limpieza.

Carente de servicios como agua potable, alumbrado público, sanitarios, al visitar el lugar es posible apreciar la extensión del terreno cubierta de maleza, donde se limpia una tumba para ensuciar otra, debido a que la basura y desechos de arbustos son amontonados y recubren tumbas abandonadas.

Carente de cuidador o panteonero a cargo del mantenimiento e inspección de la zona, así como de la supervisión del deterioro e incluso abandono de las criptas, y de brindar información respecto a la adquisición de nuevos espacios, la zona refleja la apatía, el abandono y la falta de iniciativa por mejorar la imagen y servicios del lugar.

LA CASA DEL DESCANSO ETERNO

Así entre construcciones monumentales y modestas criptas que resguardan los restos mortales de los antiguos habitantes del lugar. Algunas familias se preparan para conmemorar el día de muertos, mejorando las tumbas de sus seres queridos.

Interesado en mejorar la tumba de su abuelo, fallecido el año pasado, Candelario Ramos aprovecha los días previos a la fiesta de muertos para reconstruir la fachada de la antigua cripta, donde en su lugar erigen una casa, con nuevos compartimentos para los nuevos difuntos.

En agradecimiento a lo recibido en vida, y con familiares que habitan en otros poblados, Candelario Ramos sintió la necesidad de retribuir al recuerdo de su abuelo lo que este le brindó en vida, decidiendo así la construcción de una casa del descanso eterno “yo vivo aquí cerca en Bucerías, así que puedo venir con más regularidad, además conozco un poco de albañilería y tengo quienes me ayuden en el oficio, así que decidí mejorar la tumba de mi abuelo en honor de todo lo que él me dio en vida” compartió Ramos.

Mientras unas tumbas son mejoradas o reconstruidas, otras lucen llenas de basura, maleza y deterioradas por el paso del tiempo y la falta de mantenimiento.

Más Bahía de Banderas