Imprimir

El Corona Capital para unir a las masas

Escrito por Eduardo Herrera Merino on . Posted in Trinos Virtuales

 Por @Eduardo_HMerino


A pesar de hermosas bandas deleitando a México con sus acordes, súper héroes salvando el día o nuestro presidente dando risa otra vez, no faltaron los temas deprimentes, aquellos que siembran la duda sobre la humanidad y qué tanto merecemos ese adjetivo para describirnos.

Como siempre la gente hablando de lo menos trascendente sobre lo que requiere atención. El borlote alrededor del #Lamborghini del Papa llegó hasta la Patagonia. El auto de súper lujo, digno del Joker, será vendido y lo recaudado irá a la caridad, información viralizada en segundos. Ah pero del bombazo suicida en #Nigeria se habló apenas. Hubo cincuenta muertos en el atentado, vimos otra vez cómo entre menos popular es el país y más alejado del Tío Sam esté, menos impacto tienen sus tragedias.

En México ahora reímos y lloramos con declaraciones desafortunadas. Nuestro querido Copete Gobernante confundió a #UruguayConParaguay en una declaración. ¿Luego por qué le hacen ‘bullying’, presi? Mientras el entrenador de los Pats, #BillBelichick, visitó México para un partido contra los Raiders; al término de éste dijo estar agradecido con no haber vivido un temblor o una erupción volcánica. Dos cosas: señor Belichick, no somos Tebas (ciudad salvada por Hércules en su adaptación de Disney) para andar con esos temores; la segunda, tranquilos todos, tampoco dijo que México sea lo peor del mundo o fingió orinar en una portería como Donovan.

Los súper héroes de Marvel y DC aligeraron los temas. Primero #Deadpool2 mostró un adelanto con todo su humor negro, parodiando a Bob Ross y generando excelentes respuestas en el público. Ojalá mantenga el nivel de la anterior para renovar los aires del género. Por otro lado #Aquaman y #Flash fueron elogiados en la recién estrenada ‘Justice League’, por su carisma y elocuencia. Claro que la cinta fue criticada, ya nada le gusta a la gente, pese a tener buena interacción de los personajes, un papel interesante para un ausente Superman y un tono más ameno.

En un fin de semana del #CoronaCapital ya sabemos que cada una de sus bandas se convierte en ‘trending topic’. Los Foo FIghters conquistaron a las masas con su tributo a AC/DC, movieron emociones con sus canciones reinventadas en vivo, como ‘Times Like These’. Escuchar a Dave Grohl de vuelta en la batería mientras el resto del grupo interpreta ‘Under Pressure’ es uno de los momentos por los que vale la pena estar caminando por más de ocho horas en esos festivales.

Evidentemente el otro ‘headliner’, #GreenDay, cerró de modo legendario. Interpretó más de veinticinco canciones, en un espacio de casi tres horas, un viaje en su discografía que cualquier fanático añora, fue inimaginable. Los insultos de Billy Joe a Donald Trump despiertan la empatía de todos, en medio de ‘American Idiot’ o ‘When I Come Around’ decía esperar a que las mujeres dominen el mundo porque será un lugar mejor. Con bailes irreverentes y disfraces ‘King for a Day’ se mezcló con el clásico de ‘Shout’, antes de que declararan a Green Day como oriundos de México en vez de California y pedir que construyan el muro para mantener fuera a los Americanos.

Asistir a un Corona Capital, poder escuchar en vivo a una banda que mueve emociones en ti, tocar a uno de sus miembros y descubrirlo como persona frente a ti es una experiencia increíble. Al desgarrar tu garganta con una de tus canciones favoritas se olvida el frío, la incomodidad de estar en medio de cientos de personas o no haber podido comer decentemente por los altos precios. La música transforma todo en algo inolvidable.

Les comparto mi felicidad, mis dos bandas favoritas en el mundo estuvieron este año en el festival, Cage the Elephant y Green Day. Les dejo parte del concierto de los Californianos, espero disfruten un tanto de la dicha de haber estado ahí.

Imagen DNA

Columna Invitada

Ellos trabajan por un mejor destino

 

 “La tuba la tuba” de Manuelito

images/notas/MANUELITOO.jpg

“Manuelito” es uno de los vendedores de tuba más conocidos en Puerto Vallarta, no solo entre la gente local, sino también por los turistas. Aunque es originario de Guadalajara, Juan Manuel Saldívar Soto, alias “Manuelito”, tiene 55 años de edad y 25 de haber llegado a vivir al puerto a vender esta bebida refrescante que es característica de la región. Él Siempre se encuentra acompañado de su esposa, Bertha López Giménez, a quien señala como su todo, su “brazo fuerte, amiga, apoyo, trabajadora, novia, y secretaria”. Ellos, con honestidad, respeto y entusiasmo, trabajan todos los días del año, por un mejor Puerto Vallarta.

Galería de fotografías anteriores

Videos