Imprimir

Ubican a 26 grupos delictivos en penales de Jalisco

Escrito por Redacción AZ Noticias on . Posted in Jalisco

En los 12 centros de reclusión del Estado se cuenta con una capacidad de 13,292 personas. 

En los 12 centros de reclusión del sistema penitenciario de Jalisco cohabitan 26 grupos delictivos con un total de 2,030 personas privadas de la libertad identificadas con algún cártel.

De acuerdo al Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social del Gobierno Federal al corte del mes de agosto el sistema penitenciario de Jalisco tenía una población de 13, 509 internos.

Cifras obtenidas por transparencia dan a conocer que de los 2,030 internos identificados con grupo delictivo en todo el sistema penitenciario, 1,605 (es decir el 79%), pertenecen al Cártel Jalisco Nueva Generación.

“El número de Cártel Jalisco era muy reducido comparado con la población que tenemos actualmente y ya rebasa los 1,600. Estamos hablando que vienen siendo de todos los carteles en Jalisco 79% todos los miembros de los carteles, esto nos hace tener una hegemonía y a nosotros tener cuidado”, detalló el maestro José Antonio Pérez Juárez, director general de Prevención y Reinserción Social del Estado.

Al inicio de la presente administración, el Sistema Penitenciario de Jalisco tenía 800 personas privadas de libertad relacionadas con el CJNG. Un factor que influyó para que creciera el doble en cuatro años el número de detenidos pertenecientes a dicho grupo delictivo dentro del sistema carcelario estatal, fue el cierre del Centro Federal de Readaptación Social número 2 de Puente Grande (Federal), en septiembre del 2020.

 

Autoridades penitenciarias mantienen separados a los integrantes de los diferentes carteles

“Por ejemplo, delitos como narcomenudeo, portación de arma de fuego, delincuencia organizada. Todo ese tipo de delitos deberían estar en una prisión Federal, pero haber cerrado aquí en Puente Grande la prisión federal, obviamente los mandan a la estatal, por eso creció exponencialmente la población carcelaria”, señaló Anuar García, presidente de SOS Jalisco. Las autoridades penitenciarias mantienen en módulos separados a los integrantes de los diferentes carteles para evitar enfrentamientos entre sí.

Cuando un interno ingresa al Reclusorio Preventivo de Jalisco se hace un estudio criminológico para determinar la peligrosidad del interno y a qué grupo delictivo pertenece.

“Tenemos que guiarnos por la manifestación de la persona privada de su libertad. Pero hay estrategias: a mí me ha tocado participar en estos interrogatorios, y quien niega ser del Cártel Jalisco Nueva Generación, simplemente se le dice que lo vamos a poner donde está el Cártel de Sinaloa inmediatamente te responden, que no lo pongamos ahí, que sí son del Cártel de Jalisco”, explicó José Antonio Pérez Juárez.

Si bien el 22 de mayo de 2020 se registró un riña en el Reclusorio de Sentenciados de Puente Grande, que dejó como saldo ocho internos sin vida y ocho más heridos, en el Sistema de Reinserción Social de Puente Grande no se tienen registrados enfrentamientos entre cárteles como ha ocurrido en otros penales de México. “Sí bien es cierto que las autoridades estatales hacen una gran labor con el poco personal, también es cierto que al tener mayoría tienen un control hacia dentro entre los mismos internos, lo cual hace que esté tranquila la prisión, que si estuvieran parejas las cantidades seguramente tendríamos esos enfrentamientos que se dan en otras prisiones del país.

De acuerdo al Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social del Gobierno Federal, en los 12 centros de reclusión del Estado se cuenta con una capacidad de 13,292 personas, que al tener una población de 13,509, es una sobrepoblación de 217, personas, es decir, del 1.63%. Los datos al corte de agosto se contabilizaban 6,667 internos procesados y 5,169 sentenciados por delitos del fuero común. Las personas privadas de la libertad por delitos del fuero federal eran 673 y 1,000 sentenciados.(Con información de El Occidental)

Más Jalisco