Imprimir

Familia completa se intoxica al comer pato sazonado con marihuana

Escrito por Az Noticias on . Posted in Mundo

El incidente ocurrió en la ciudad de Vratimov, todo ocurrió cuando una anciana quiso sorprender a su familia preparando un pato al horno para la cena añadiéndole marihuana, enervante que utilizaba uno de los miembros de la familia con fines médicos

En la República Checa, una familia completa fue trasladada a un hospital al sufrir una intoxicación por consumir un pato sazonado con marihuana.

El incidente ocurrió en la ciudad de Vratimov, todo ocurrió cuando una anciana quiso sorprender a su familia preparando un pato al horno para la cena añadiéndole marihuana, enervante que utilizaba uno de los miembros de la familia con fines médicos.

Lamentablemente todo quedó en buenas intenciones pues apenas probaron el platillo, seis comensales entre ellos; dos niños de 3 y 6 años de edad necesitaron asistencia médica al experimentar alucinaciones y quejarse de debilidad, náuseas y dolor de cabeza, mientras que el abuelo quien consumía la marihuana fue el único que se sintió bien después de probar el alimento.

Por fortuna no hubo víctimas que lamentar y todo quedó en un susto, cabe señalar que en República Checa el uso de marihuana medicinal es legal desde septiembre del año 2012 mediante receta médica y la ley entró en vigencia en abril de 2013.

Desde ese entonces, el uso medicinal de esta planta ha sido legal y ha estado sujeto a una regulación. El cultivo casero es legal siempre y cuando se haya registrado previamente.

Los médicos especialistas pueden prescribir marihuana como medicamento a través de recetas digitales especiales. "El uso terapéutico del cannabis será posibilitado para las indicaciones en las que se han demostrado siempre efectos positivos", señaló un portavoz del Ministerio de Sanidad.(Con información de El Sol de Nayarit)

Más Mundo

Columna Invitada

Ellos trabajan por un mejor destino

 

 “La tuba la tuba” de Manuelito

images/notas/MANUELITOO.jpg

“Manuelito” es uno de los vendedores de tuba más conocidos en Puerto Vallarta, no solo entre la gente local, sino también por los turistas. Aunque es originario de Guadalajara, Juan Manuel Saldívar Soto, alias “Manuelito”, tiene 55 años de edad y 25 de haber llegado a vivir al puerto a vender esta bebida refrescante que es característica de la región. Él Siempre se encuentra acompañado de su esposa, Bertha López Giménez, a quien señala como su todo, su “brazo fuerte, amiga, apoyo, trabajadora, novia, y secretaria”. Ellos, con honestidad, respeto y entusiasmo, trabajan todos los días del año, por un mejor Puerto Vallarta.

Galería de fotografías anteriores

Videos