Tanta y tan intensa es su hermosura, que duele... María Félix

on .

El octavo día del mes de abril del año 1914, en Alamos, Sonora, nació María de los Angeles Félix Güereña, quien con el paso del tiempo se convertiría en la mujer más influyente de México

Por Hilze Olvera 

El octavo día del mes de abril del año 1914, en Alamos, Sonora, nació María de los Angeles Félix Güereña, quien con el paso del tiempo se convertiría en la mujer más influyente de México y el rostro más bello de la Epoca de Oro del Cine. Tanta era su seguridad en sí misma y su carácter tan fuerte, que por cosas del destino falleció el mismo día que nació, 08 de Abril de 2002. Quiénes la llegaron a conocer aseguran que murió el día que nació y nació el día que murió, tal cual como si fuera un capricho de ella, “La Doña”, María Félix.

Frases como, “No me creo la divina garza, soy la divina garza”, “Si me da la gana, lo haré. Pero cuando yo quiera. Y será por la puerta grande”, “El dinero no es la felicidad, pero siempre es mejor llorar en un Ferrari”, “A un hombre se le llora tres días… al cuarto te pones tacones y ropa nueva”, son algunas que pasarán a la historia y nos harán, forzosamente, recordar a La Doña.

Con un poco más de medio centenar de filmes, María Félix se catapultó a la fama después de la película “Doña Bárbara”, de ahí salió con el sobre nombre de “La Doña”. También se le conoció como “María Bonita”, salido de una canción que le escribió Agustín Lara como regalo de bodas. Antes de ser la afamada actriz, se casó, por primera vez, con Enrique Álvarez, a los 17 años y tuvo a su único hijo: Enrique Álvarez Félix.

Después de ser “La Doña”, se casó tres veces con los hombres que ella escogió, ya que se jactaba de ser ella quien decidía que hacer, que no hacer, que decir y quiénes pasarían los días con ella.

Entre los filmes que protagonizó, están: Doña Bárbara, Doña Diabla, Juana Gallo, Río Escondido, La Mujer sin Alma, Maclovia, Tico: Amor Indio, entre otras muchas. También se le reconoció por haber dicho “NO” a trabajar en Hollywood, ya que solamente le ofrecían papeles de india y ella no había nacido para cargar canastas.

El 08 de Abril de 2002, en su cumpleaños, murió mientras dormían. Aseguran que esta era una prueba más de que siempre había hecho lo que se le antojaba. Deseo morir dormida y lo consiguió.

Más Gente In

Ellos trabajan por un mejor destino

 

 “La tuba la tuba” de Manuelito

images/notas/MANUELITOO.jpg

“Manuelito” es uno de los vendedores de tuba más conocidos en Puerto Vallarta, no solo entre la gente local, sino también por los turistas. Aunque es originario de Guadalajara, Juan Manuel Saldívar Soto, alias “Manuelito”, tiene 55 años de edad y 25 de haber llegado a vivir al puerto a vender esta bebida refrescante que es característica de la región. Él Siempre se encuentra acompañado de su esposa, Bertha López Giménez, a quien señala como su todo, su “brazo fuerte, amiga, apoyo, trabajadora, novia, y secretaria”. Ellos, con honestidad, respeto y entusiasmo, trabajan todos los días del año, por un mejor Puerto Vallarta.

Galería de fotografías anteriores

Videos